La parroquia de Santa Catalina precisa la reforma de la cubierta

|



La parroquia de Santa Catalina ha puesto en conocimiento de los fieles solaneros la necesidad de acometer el arreglo de la cubierta del templo parroquial, haciendo un llamamiento a la colaboración de los fieles, ante la celebración el próximo domingo del día de la Iglesia Diocesana.


En declaraciones realizadas por el párroco Benjamín Rey se ha indicado que, tras el encargo de un estudio del tejado de la parroquia, los técnicos han señalado que es necesario acometer la obra a corto plazo, añadiendo que el diagnóstico que los referidos técnicos apunta a la necesidad de realizar la obra en un plazo no muy largo.


Al respecto Benjamín Rey ha señalado que la última reforma del rejado realizada a mediados de los años ochenta del pasado siglo, dejó al tejado cargando mal sobre las paredes del edificio, por lo que está afectando al mismo y es algo que hay que cambiar para evitar males mayores.


Recordó que días pasados visitó el templo la delegada de la Junta de Castilla La Mancha en Ciudad Real, junto a técnicos de la misma, así como el alcalde de la localidad y comprobaron la necesidad de acometer esas obras, para las que el estudio anteriormente indicado calcula un presupuesto de alrededor de los cuatrocientos mil euros.


Precisamente en esa reunión analizaron la posibilidad de ayudar económicamente a esas obras, a través del convenio que tienen desde la Junta con la Iglesia Católica, aunque se recordó que la comisión lleva cuatro años sin reunirse.


Benjamín Rey quiso aclarar que, ante los comentarios que por alguien se habían realizado en relación con el pago de la obra anterior del tejado, la misma fue acometida por la parroquia, pues se aludió a las veces que se iba a arreglar con fondos públicos ese tejado.


Por su parte el miembro de la Junta Económica de Santa Catalina Gabriel Díaz-Roncero, señaló con respecto a los comentarios que en las últimas fechas están apareciendo sobre el pago del IBI por parte de la Iglesia, indicando que, al igual que no lo pagan los partidos políticos y sindicatos así como otras asociaciones, la Iglesia Católica no se acoge a ningún tipo de privilegio, ya que existe una Ley al respecto que es la de mecenazgo y desde la Iglesia se realiza una labor social y no con afán de lucro.


Asimismo señalaron que el dinero que recibe la Iglesia Católica del IRPF es de la aportación voluntaria de los fieles., agradeciendo la colaboración de mucha gente con pequeñas aportaciones, lo que hace posible que siga adelante con su tarea.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.