Benítez de Lugo asegura que "nunca" ha cometido expolio y que las piezas arqueológicas están perfectamente custodiadas

|



El arqueólogo Luis Benítez de Lugo ha asegurado en rueda de prensa que "nunca" ha cometido expolio y que las piezas arqueológicas halladas por él están perfectamente custodiadas. Ha querido salir así al paso de las acusaciones recibidas por parte del alcalde, sobre todo, después de que en el pasado Pleno se aprobara la contratación de un abogado y procurador por parte del Ayuntamiento para personarse en la causa abierta por la Fiscalía contra su persona por este posible caso de expolio. De esta forma, el arqueólogo asegura que "nunca ha habido expolio porque un expolio es cuando alguien roba, arrebata o destruye el patrimonio, algo que no ha ocurrido ahora, ya que las piezas están en este momento en proceso de estudio, perfectamente controladas, y las gestiona su descubridor, o sea yo, hasta su depósito en el Museo de Ciudad Real".


Además, añade que si esto no es expolio, "en todo caso puede ser una irregularidad administrativa, que tampoco ha existido, porque tenía hasta tres permisos por parte de la autoridad competente de conservar el patrimonio en Castilla-La Mancha, que es la Junta, para hacer catas con excavadora, para hacer catas de forma manual, y para hacer sondeos arqueológicos".


Igualmente, Benítez de Lugo ha comenzado su exposición de motivos señalando que este proceso viene ya desde hace más de una década. Se refiere al enfrentamiento contra el Ayuntamiento de Valdepeñas, que surgió en 2006 cuando denunció al Consistorio por "irregularidades observadas en el proceso de selección a una plaza de arqueólogo municipal, a la que yo me presentaba". Algo que se prolongó durante años y dio lugar a un proceso "que costó cientos de miles de euros a los valdepeñeros porque siempre se ha pagado el proceso judicial con fondos públicos".


El resultado de todo aquello, proceso en el que Jesús Martín sería "imputado durante años, por lo que no entiendo lo que dijo en el último Pleno de que nunca antes en la historia de Valdepeñas había habido un imputado sentado en el Salón de Plenos", es que, según Benítez de Lugo, "la Audiencia de Ciudad Real acaba de señalar que la forma en que se llevó a cabo el proceso de selección no resulta el más acorde a la objetividad y criterios que deben garantizar la actuación de las autoridades administrativas o de sus funcionarios públicos".


Pero este proceso, según el arqueólogo, es clave para haber llegado hasta el punto actual en el caso del posible expolio. Y es que, Benítez de Lugo en 2013 realizó una intervención arqueológica privada dentro del ámbito de protección arqueológica del yacimiento del Cerro de las Cabezas, aunque fuera de la ciudad. Fruto de aquella actuación, descubrió la necrópolis de la ciudad ibérica, algo que "sentó fatal al Ayuntamiento ya que no la habían descubierto ellos durante 30 años de estudios financiados con fondos públicos". Fue por ello, según el arqueólogo, que el Ayuntamiento "presionó a la administración competente de la protección del patrimonio histórico, la Junta, que me solicitaron documentación sobre la intervención, que le fue entregada puntualmente a comienzos de 2014". Hasta entonces, la Junta "no se ha pronunciado sobre el tema, pero lo que sí ha hecho es darme nuevos permisos de intervención arqueológica y financiación por importe de 18.639 euros, mientras que al Ayuntamiento sólo le han concedido 10.207 euros, algo que sigue sentando fatal al Consistorio", según el arqueólogo.


Después, en abril de 2014 "a instancias del alcalde, el arqueólogo municipal, imputado por mi denuncia y ya con una larga trayectoria de rivalidad profesional, redactó un informe, naturalmente no imparcial, que se presentó primero al Pleno y luego a la Fiscalía; se habló e expolio y de daños por parte del alcalde en un Pleno televisado con el fin de hacer un escarnio de mi nombre y persona". Fruto de aquello, es que el informe se envió a la Fiscalía, que tramitó la denuncia correspondiente.


En enero de 2015 Benítez de Lugo prestó declaración en el Juzgado de Valdepeñas, cita a la que no se personó ni la Junta ni la Fiscalía, y él mismo puso a disposición de la titular del juzgado las piezas arqueológicas procedentes de la intervención. Además, según el arqueólogo, "el inventario completo de las piezas, con fotografías, descripciones y análisis fue entregado a la Junta el 26 de abril de 2014 y ahora mismo las piezas están en proceso de estudio, perfectamente controladas y las gestiono yo, su descubridor, hasta su depósito en el Museo de Ciudad Real".


Es en este caso cuando Benítez de Lugo asegura que "al Ayuntamiento le gustaría tenerlas y arrebatármelas y las acciones que ha emprendido se dirigen en esa línea".


Igualmente, añade que la Fiscalía "durante año y medio no ha encontrado indicios de expolio ni de nada". Y recuerda que "al rencor personal del alcalde se suma ahora la rivalidad política pues saben que participé en el proceso de elecciones primarias abiertas de Podemos a las elecciones generales, recabando uno de los mayores números de votos de Castilla-La Mancha; recordemos que el alcalde se negó a participar en primarias abiertas en su partido en Valdepeñas".


Por último, Benítez de Lugo asegura que las amenazas del alcalde "no me amedrentan ni impresionan" y ha añadido que "democracia y transparencia es lo que España necesita de sus políticos, no ejemplares como Jesús Martín, que utiliza los recursos administrativos públicos para atacar a los ciudadanos que se oponen a sus prácticas administrativas corruptas".

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.