Terrinches reivindicará la figura del Premio Nobel Jacinto Benavente, que pasó temporadas en la localidad

|



El Ayuntamiento de Terrinches (Ciudad Real) está trabajando intensamente en recabar información para datar cuándo y cómo fue la vinculación del Premio Nobel Jacinto Benavente con esta localidad, tras conocer que algunos de sus antepasados, concretamente sus abuelos, pudieron residir en este municipio, según se desprende del estudio del árbol genealógico del escritor de “Los intereses creados”, realizado por la famosa hispanista y economista británica Marjorie Grice-Hutchinson, que estudió en profundidad su vida y obra.



La información recibida en el Ayuntamiento ha llegado a través de una carta de Miguel Jurado y García, escritor oriundo de Terrinches, que ha cosechado fama internacional y que en la actualidad reside en Alemania, quien conoció a esta hispanista británica con la que mantuvo una gran amistad. Jurado y García indica en su carta que, la comparación entre su árbol genealógico y el de Jacinto Benavente (Madrid1866-1954), revela que las líneas genealógicas de ambos se cruzan en Terrinches: concretamente en la figura de su abuela, Valeriana Patón Pérez. Al parecer, entre los antepasados de Valeriana Patón Pérez figura un Benavente, también de Terrinches, que viene de la línea de ‘Benaventes’ de la que procede el mismo premio Nobel de Literatura, cuya madre fue Venancia Martínez.



Marjorie Grice-Hutchinson estuvo asentada en Andalucía hasta 2013, fecha en la que falleció; era especialista en pensamiento económico de España, y muy particularmente en la Escuela de Salamanca y el pensamiento económico medieval. Aunque nació en Inglaterra, residió desde 1920 en Málaga y llego a poseer una multitud de cartas personales y otros documentos originales de Jacinto Benavente. En una de esas cartas, el mismo Jacinto Benavente describe varios viajes y estancias en Terrinches, entre los años 1892 y 1912. Incluso en algún documento apunta que pudo realizar labores de docencia en el colegio de la localidad.



El objetivo ahora del Ayuntamiento es datar con total seguridad el paso del Nobel por la localidad y la actividad que realizó en Terrinches. De momento, se conoce ya la casa donde vivieron sus abuelos, situada en la calle Alta, número 4, en un edificio que ha sido remodelado, por lo que de cara al futuro, y si se confirma fidedignamente la relación del escritor con el municipio, podría contar con un espacio dedicado a su vida y su obra que se convertiría en un interesante reclamo turístico no solo para la localidad, sino para toda la comarca. Un recurso más que sumado al castillo, el yacimiento de la Ontavia, los túmulos prehistóricos del Castillejo de Bonete (BIC) y diversas zonas y recursos naturales, hacen más atractivo el viaje a esta interesante zona del Campo de Montiel.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.