Bodegas Juan Antonio Megía e Hijos, la unión de tradición e innovación con la calidad como objetivo

|


La unión de tradición e innovación con el objetivo de la calidad. De esta forma podemos definir a Bodegas Juan Antonio Megía e Hijos, una empresa que fue fundada en el año 1994 como una bodega de carácter familiar y que con los años se ha ido convirtiendo en un referente en la fabricación de vinos de alta calidad incorporando nuevas técnicas en el proceso de elaboración y crianza.


Todo ello hasta llegar a Corcovo, su marca y, a la vez, una de las más apreciadas del mercado.


Para conseguirlo, esta bodega cuenta con viñedos propios, con variedades de airén, tempranillo, syrah y verdejo, lo que le permite realizar un riguroso control de todo el proceso de cultivo para obtener un fruto de máxima calidad. Desde su recolección hasta su transporte a la bodega, los profesionales de esta bodega cuidan al máximo la uva para que conserve todas su propiedades.


En cuanto a la bodega en sí, cuenta con unas amplias instalaciones que mezclan tradición y modernidad. Una modernidad que observamos en la nave de vinificación y fermentación equipada con equipos de última generación, o su laboratorio, nave de embotellado, nave de almacén o sala de catas, además de una vinoteca donde se venden al público los caldos que allí se elaboran.


Mención aparte merece la centenaria cueva, que es la parte de la tradición, excavada a 13 metros de profundidad en roca, donde los vinos son envejecidos en unas inmejorables condiciones de humedad y temperatura constantes durante todo el año.


De estas instalaciones salen los vinos con D.O. Valdepeñas comercializados bajo la marca Corcovo, entre los que encontramos los blancos en las variedades airén y verdejo, los tintos en las variedades syrah y tempranillo joven, roble, crianza y reserva, y rosado tempranillo.


También encontramos los vinos Corcovo 24 Barricas, únicos, elegantes, exclusivos y diferentes; la excelencia hecha vino. Podemos elegir entre blanco en las variedades verdejo o airén, y tinto en la variedad syrah.


Por otro lado, los vinos Carril de Farache, de Tierra de Castilla, son frescos y afrutados, ideales para el consumo diario. En este caso, tenemos un blanco airén y un tinto tempranillo.


Por último, encontramos la colección de vino Siete Puntas, también de Tierra de Castilla, que son vinos para el consumo doméstico y en familia, y de los que tenemos blanco airén y tinto tempranillo.


Además, bodegas Juan Antonio Megía e Hijos apuestan por el enoturismo y, por ello, organizan visitas guiadas por la bodega para que los visitantes conozcan el proceso de elaboración de sus vinos, así como catas comentadas, donde también los pueden degustar. Más información en enoturismo@corcovo.com o 926 34 78 28.


No lo dudes y conoce una de las bodegas con mayor encanto y tradición de Valdepeñas. Están en la calle Magdalena, 33 de Valdepeñas.



Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.