La oftalmóloga de Hospital Virgen de la Luz, Mª Ángeles González Garrido, premiada por un estudio en pacientes con degeneración macular

|



La doctora Mª Ángeles González Garrido, oftalmóloga del Hospital Virgen de la Luz de Cuenca, ha sido galardonada con el premio “Young Ophthalmologist Award 2015”, otorgado a jóvenes oftalmólogos que hayan realizado investigaciones consideradas de relevancia científica, durante la decimoquinta reunión de Retina Academy organizada por la prestigiosa European School for Advanced Studies in Ophthalmology (ESASO). El encuentro ha tenido lugar la semana pasada en Barcelona y ha reunido a algunos de los más prestigiosos oftalmólogos del ámbito internacional.


El objetivo de la investigación premiada, que se desarrolló en el año 2013 con 33 pacientes de la provincia de Cuenca, era evaluar la respuesta al tratamiento con fármacos antiangiogénicos en pacientes con degeneración macular asociada a la edad, en su variante exudativa, así como posibles efectos secundarios. La investigación fue posible gracias a la obtención de la beca para la creación de grupos de investigación noveles, otorgada por la Fundación Sociosanitaria de Castilla-La Mancha.

El proyecto becado, del cual González Garrido es la investigadora principal, permitió la adquisición del equipo de autofluorescencia, una técnica que permite captar imágenes y estudiar el estado del epitelio pigmentario de la retina, capa esencial para mantener la agudeza visual de los pacientes. Uno de los objetivos era conocer si el tratamiento con fármacos mediante inyecciones intravítreas tenía repercusión sobre esta capa de la retina. Si se produce un daño severo e incluso la destrucción de la misma, puede disminuir la visión final del paciente.

“Dado el minucioso análisis de las imágenes obtenidas –comenta la doctora González- encontramos algunos efectos colaterales del tratamiento sobre el epitelio pigmentario de la retina. A día de hoy han aparecido publicaciones en Estados Unidos, Japón y Alemania con resultados parecidos, lo que demuestra que no fue un hallazgo casual”.

La importancia de este estudio radica en la detección de dichos efectos secundarios del tratamiento gracias a una técnica no invasiva como es la autofluorescencia retiniana, lo que permite individualizar dicho tratamiento y evitar así en la medida de lo posible que dichos efectos secundarios condicionen la agudeza visual de los pacientes.

Además de la doctora González, han formado parte del equipo de investigación el jefe del Servicio de Oftalmología, el doctor Juan José Navarro y los doctores Ricardo Menoyo, Miguel Ángel Gallego y Alfredo García.

Para los autores de esta investigación el galardón viene a demostrar que “aunque somos un hospital pequeño tenemos muchas ganas de seguir investigando y un reconocimiento internacional de este tipo es una motivación para seguir trabajando”.

Además, la adquisición del aparataje con el que se ha realizado el estudio ha permitido también su utilización en pacientes con degeneración macular atrófica, retinopatía diabética, coroidopatía central serosa así como otras enfermedades retinianas. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.