Ayuntamiento, Diputación y Junta unifican recursos para atender a desahuciados

|



El presidente de la Diputación, José Manuel Caballero, ha firmado hoy en Ciudad Real un Protocolo de Adhesión a la Oficina del Programa de Asistencia, Asesoramiento e Intermediación Hipotecaria de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, un documento basado en criterios de coordinación y colaboración institucional que persigue el asesoramiento integral personalizado a los afectados por desahucios con el objetivo de que no tengan que peregrinar de despacho en despacho y que no se sientan abandonados por el sistema en esos difíciles momentos. Para ello también se cuenta con la colaboración de los Colegios Oficiales de Abogados y de Trabajo Social de Castilla-La Mancha, representados en el acto por Cipriano Arteche y Carlos Javier Huete, respectivamente.


Caballero ha mostrado su satisfacción antes de firmar el protocolo con la consejera de Fomento, Elena de la Cruz, porque finalmente, tras años sin concretar acciones en el anterior mandato, el Gobierno regional asume su responsabilidad en materia de vivienda y atención a las personas que ya no tienen su casa o la pueden perder. Ha recordado, en este sentido, que la falta de recursos fue entonces tal que una administración como la Diputación, que no tiene competencias en la materia, se vio obligada a abrir una Oficina de la Vivienda que a partir de ahora deja de prestar servicio con el objetivo de unificar recursos. Ha precisado, no obstante, que se ha cumplido hasta ahora un papel fundamental ya que es la única ayuda con que han contado los ciudadanos afectados hasta ahora, a pesar de que la Diputación no tenía competencias.

Ha añadido que la institución provincial colaborará activamente en este importante programa porque se trata de un asunto que ha calificado de "fundamental", tan delicado, según ha dicho, y de efectos tan perniciosos que está causando "un drama enorme", de ahí la importancia de que todas las administraciones permanezcan unidas y en estrecha colaboración.

Así las cosas, la Diputación contribuirá en lo sucesivo difundir la existencia de la oficina, que contará personal permanente y cualificado en las delegaciones de Fomento de cada provincia de la región. Y también se instará a los ayuntamientos para que también actúen en el mismo sentido.

Por otra parte, atendiendo a las manifestaciones de Caballero, la Diputación dotará con 3 millones de euros el Plan de Emergencia Social para hacer frente a las necesidades de los ciudadanos que no pueden cubrir sus necesidades más básicas. Ya que antes de producirse un desahucio y de que se deja de pagar la hipoteca se suelen dar situaciones que ponen de manifiesto la falta de recursos, como son los cortes de luz.

La alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora, también ha firmado el protocolo en presencia de la delegada de la Junta, Carmen Teresa Olmedo, que ha destacado el compromiso del presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page con aquellos que tienen problemas en materia de vivienda.  

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.