La consejera de Bienestar Social ratifica el apoyo del Gobierno regional al movimiento asociativo de personas con Daño Cerebral Adquirido

|



La consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, ha ratificado el apoyo del Gobierno de Castilla-La Mancha al movimiento asociativo de personas con Daño Cerebral Adquirido (DCA) “una enfermedad que hay que visibilizar” y en la que “el entorno familiar es el que sustenta y saca adelante a estas personas para que vivan con la mayor dignidad posible y la mayor calidad de vida que se merecen”, ha afirmado.


En el acto con motivo del Día del Daño Cerebral Adquirido se ha presentado el Plan Estratégico de ADACE y FUNDACE, que a partir de 2016 se van a unir en una misma entidad, en la que la fundación FUNDACE asumirá la gestión, mientras que la asociación tendrá “un carácter más reivindicativo, de atención de cara al exterior, que fomente la ayuda mutua”.

La presidenta de ADACE, Mari Carmen Cabellos, ha anunciado que con el nuevo Plan Estratégico “vamos a poner en marcha el tratamiento de las personas, su capacidad para que puedan vivir dignamente, a través de unos programas que funcionen de manera coordinada en toda la región” para que no se produzcan desigualdades en los territorios.

ADACE cuenta actualmente con ocho centros en la región, situados en las cinco capitales de provincia, además de en Talavera de la Reina, Alcázar de San Juan y Almansa, que atienden tanto desde un punto de vista de rehabilitación cognitiva, social, y educativa además de la rehabilitación funcional que realiza el SESCAM.

En los ocho centros se atiende a 414 personas con daño cerebral. Cuentan con 826 socios, en total, gracias al apoyo de las administraciones y otros organismos. En Castilla-La Mancha hay 19.800 personas afectadas. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.