La Junta destaca la colaboración entre ayuntamientos para delimitar con coordenadas geográficas los términos municipales colindantes

|



El viceconsejero de Administración Local y Coordinación Administrativa, Fernando Mora, ha destacado hoy el espíritu de colaboración entre los Ayuntamientos de la región a la hora de fijar con coordenadas geográficas precisas la delimitación de los términos municipales colindantes.



Mora, que ha firmado hoy, junto con la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, y el alcalde de Cobisa, Félix Ortega, el acuerdo de ratificación de los límites jurisdiccionales de ambos municipios, ha resaltado que el proceso de mejora geométrica que se está llevando a cabo en las cinco capitales de provincia de la Comunidad Autónoma se está desarrollando con total normalidad.



El acuerdo de ratificación de hoy es fruto del convenio de colaboración que se firmó entre la Junta de Comunidades y el Instituto Geográfico Nacional para la recuperación, mejora geométrica y aseguramiento de la calidad de las líneas límites jurisdiccionales de los términos municipales de las cinco capitales de provincia castellano-manchegas y su posterior refrendo jurídico para su inscripción en el Registro Central de Cartografía (RCC).




Así, en los últimos meses los técnicos del Instituto Geográfico Nacional, en colaboración con la Junta de Castilla-La Mancha, el Ayuntamiento de Toledo y los doce municipios que colindan con la capital regional, han venido realizando una serie de trabajos para actualizar los términos municipales y darles validez, ya que las actas anteriores databan de 1871.




En concreto, además de Toledo y Cobisa, estos municipios son Polán, Nambroca, Almonacid, Albarreal de Tajo, Argés, Guadamur, Olías del Rey, Rielves, Bargas, Burguillos de Toledo y Mocejón.




Este proceso de recuperación y mejora está encaminado a dotar de coordenadas geográficas precisas a todos los mojones que componen las líneas del término municipal, así como a que estas líneas tengan concreción geométrica en los tramos comprendidos entre dos mojones consecutivos.




Mora ha resaltado que, en ningún caso, esta actualización supondrá una alteración de las líneas limítrofes desde un punto de vista jurídico, sino que se trata de dotarlas de precisión geométrica para su posterior representación cartográfica e inscripción en el RCC, de acuerdo con las nuevas técnicas geodésicas.



El viceconsejero ha indicado tras la firma, a la que también ha asistido el delegado de la Junta en Toledo, Javier Nicolás, que este proceso está encaminado a “evitar que haya confusiones entre los municipios colindantes, fijando con exactitud el límite trazado en 1871 y que no ha tenido revisiones desde entonces”.




En este sentido, Mora ha destacado que la precisión de los límites es importante porque los errores pueden ocasionar alteraciones en el pago de algunos impuestos como, por ejemplo, el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI).




Los trabajos técnicos de Toledo y los municipios limítrofes se presentaron entre los días 14 y 18 de septiembre y la firma de las actas adicionales comenzó el pasado 13 de octubre, concluyendo hoy. Una vez firmadas, las actas deberán aprobarse en los plenos de los municipios respectivos y finalmente serán remitidas a la Comunidad Autónoma, al Instituto Geográfico Nacional y al Registro de Entidades Locales. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.