Risotto de setas y castañas, una receta típica de los meses otoñales

|


Ahora que los domingos ya apetece quedarse en casa y disfrutar de la cocina, te proponemos un plato muy apropiado para esta época del año, en la que las hojas de los árboles ya empiezan a caerse y son muchos los aficionados a acercarse al monte para recoger setas y castañas, dos manjares gastronómicos que se unen en un plato diferente con todo el sabor del otoño y la naturaleza. Además, no es difícil de preparar y es original, con lo que también sorprenderemos a nuestros invitados, si los tenemos.


INGREDIENTES:


- 1/2 cebolla blanca

- 2 dientes de ajo

- 20 castañas escaldadas y peladas

- 250 gramos de setas de temporada

- 350 gramos de arroz

- 150 gramos de vino blanco

- 1 c/s de salvia

- 2 ramitas de romero

- pimienta negra

- 900 gramos de caldo de ave (o de verduras)

- 100 gramos de queso parmesano

- Aceite de oliva virgen extra

- Sal


ELABORACIÓN:


1. Pon en una cazuela a calentar un buen chorro de aceite de oliva virgen extra.


2. Pocha la cebolla pichada y los dientes de ajo. Añade una pizca de sal. Hazlo a fuego lento, hasta que la cebolla esté transparente.


3. Añade entonces las castañas, enteras o troceadas, pero si están cocidas incorpóralas más tarde, pues si no, se desharán.


4. Pon el caldo a calentar.


5. Saltea las setas en el sofrito de cebolla, salpimenta al gusto.


6. Incorpora el arroz, rehógalo mientras mueves con la espátula hasta que cambie de color, que el grano parezca nácar.


7. Moja con el vino blanco, añade la salvia y el romero y cocina a fuego medio-alto hasta que el vino se evapore.


8. Incorpora el caldo caliente, cucharón en cucharón. Añade el primero y deja que lo vaya absorbiendo el arroz mientras vas moviéndolo con una espátula.


9. Cuando se haya absorbido, incorpora el siguiente. Si tenías las castañas cocidas, a mitad de este proceso será el momento de añadirlas. Así hasta que viertas el último cucharón de caldo.


10. En ese momento incorpora también la mitad del queso parmesano rallado y muévelo bien. 


11. El resto lo podrás servir en un platillo para que los comensales se sirvan más si lo desean y cortar unas lascas para colocarlas coronando el risotto.


12. Antes de que el último caldo añadido se haya consumido totalmente, retira el arroz del fuego, mientras preparas el servicio se irá absorbiendo y estará en su punto. Antes de servir vuelve a remover el arroz con la espátula.



Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.