Isabel Rodríguez se solidariza con el problema y condena que "ser mujer en África sea lo peor que te pueda pasar"

|


Isabel Rodríguez, candidata número 1 al Congreso por la provincia de Ciudad Real, ha tenido la oportunidad de conocer de cerca el trabajo que realizan los miembros de la "Fundación Kirira", ubicada en Tomelloso. "Unas personas solidarias que no se quedan inmóviles ante un problema, como el de ablación, por muy lejos que les quede", ha explicado Rodríguez, muy atenta a la cantidad de programas y ayudas que esta pequeña asociación, sin ánimo de lucro, ha sido capaz de poner en marcha desde su oficina manchega, lo cual hace más admirable su trabajo, según la parlamentaria "al lograr que desde la provincia de Ciudad Real se impida que cada año cientos de niñas no sean mutiladas por el único hecho de ser mujer, porque al parecer serlo en África es lo peor que te puede pasar".


La responsable de la Fundación Kirira, Estrella Giménez, comentaba en esta reunión con Isabel Rodríguez, el vicepresidente de la Diputación provincial de Ciudad Real, David Triguero, la alcaldesa de Tomelloso, Inmaculada Jiménez y algunos de los concejales de este consistorio, que estos años de atrás había notado "que no recibían ayudas públicas en condiciones", a pesar de ser la "única ONG en Castilla-La Mancha que se dedica específicamente a frenar la mutilación genital femenina, y una referencia a nivel nacional", ya que como explicaba Giménez, cuando ha ocurrido algún caso de niñas que han sido llevadas "de vacaciones", por sus mismos progenitores a sus lugares de origen "nos han llamado a nosotros para que conceder alguna entrevista al respecto y asesorar a otras organizaciones".


Isabel Rodríguez, muy concienciada con el tema, decía sentirse "abrumada", por las cifras que los responsables de Kirira le mostraban y por la edad con la que las niñas africanas se enfrentan a este problema, que dependiendo de las tribus, llega a realizarse incluso desde el nacimiento. Igualmente se comprometía a llevar "la voz de esta fundación allá por donde pudiera sensibilizar con esta realidad y dar a conocer la gran labor social que realiza", y es que según la Fundación Kirira con tan solo 70.000 euros, en el mejor de los años, se han logrado montar 9 escuelas para educar a estas niñas, se han construido letrinas, más de 100 niñas han sido becadas e igualmente algunos huérfanos, se han construido dormitorios para tenerlas resguardadas y también un huerto.


ÚNICO OBJETIVO: ABOLIR LA ABLACIÓN

La mutilación genital femenina o ablación consiste en la extirpación total o parcial de los órganos sexuales externos de la mujer. Una práctica que, como recuerda la Fundación Kirira, se realiza por causas religiosas, de tradición o simplemente por estética, y que afecta a mujeres de todas las edades.


Se estima que cada año alrededor de 2 millones de niñas en el mundo, entre los 4 y 14 años, son víctimas de esta brutal práctica, dolorosa y que provoca que en el futuro, estas víctimas sufran trastornos psicológicos y físicos. De hecho su práctica suele realizarse en condiciones higiénicas precarias y con utensilios no esterilizados, provocando en algunos casos la muerte de la niña.


En Kirira están convencidos de que sólo la educación puede ayudar a erradicarla, por eso surge como un proyecto que intenta concienciar y trabajar en la educación de la población afectada para que desaparezca de una vez esta costumbre. Pero cualquier persona puede colaborar en ello, en distintas formas:


- Becas de estudio en secundaria, un apadrinamiento que cuesta 25 euros al mes.

-Apadrinando a un huérfano para costear su manutención por solo 12 euros mensuales.

-A través del "Regalo anti ablación", que impide por tan solo 30 euros al año que una niña no sea mutilada.

-Y con donaciones de la cantidad que se desee, de manera que se consiga cubrir las campañas sanitarias, higiénicas, educativas, etc, que tiene en marcha la Fundación Kirira.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.