Ginecólogos del Hospital de Ciudad Real forman a residentes de Madrid y Castilla-La Mancha en cirugía laparoscópica

|


El Hospital General Universitario de Ciudad Real (HGUCR), acoge hasta hoy el segundo curso básico de cirugía endoscópica ginecológica en el que participan más de 40 médicos residentes procedentes de distintos hospitales de Castilla-La Mancha y la Comunidad de Madrid.


El objetivo de esta iniciativa avalada por la Sociedad Española de Obstetricia y Ginecología es que los alumnos obtengan las destrezas necesarias para realizar una laparoscopia en patología ginecológica básica, con un grado suficiente de autonomía y seguridad. De forma que puedan enfrentarse a intervenciones como una quistectomía, una gestación ectópica o una ligadura tubárica, entre otras.

Los médicos residentes que están formándose en la especialidad reciben, de forma paralela a las actividades prácticas, clases teóricas que les permitan afianzar conocimientos sobre la organización y ergonomía en quirófano, la anatomía quirúrgica o el instrumental y material endoscópico.

No obstante, lo más importante de este curso tanto para el alumno como para el propio hospital es que se avanza en un modelo de “formación participativa abierta”, ya que permite a los alumnos interactuar con el equipo quirúrgico durante las intervenciones, gracias a la retransmisión en directo de las cirugías, explica el doctor Carlos López de la Manzanara, ginecólogo del Hospital de Ciudad Real y director de esta actividad.

De esta forma, durante los tres días que se ha celebrado el curso los participantes han asistido a seis cirugías que se pueden ver en el salón de actos mediante una conexión bidireccional con el quirófano, con el fin de que se puedan intercambiar opiniones y realizar preguntas al cirujano a cada paso de la intervención endoscópica.

Para mejorar la adquisición de habilidades quirúrgicas en cirugías mínimamente invasivas, los alumnos realizan prácticas tutorizadas en simuladores como el pelvitrainer y son evaluados finalmente para la obtención de un certificado acreditativo.

Ventajas de la laparoscopia

La cirugía laparoscópica es una intervención mínimamente invasiva que se realiza a través de pequeñas incisiones en la cavidad abdominal, para lo cual es necesario el entrenamiento y experiencia del cirujano.

Actualmente, por vía laparoscópica se pueden realizar “todas las intervenciones ginecológicas, incluso cuando el tamaño de la pieza a extraer es grande, ya que esta técnica y el instrumental avanzado que se utiliza ofrece la posibilidad de la fragmentación intraabdominal”, explica Javier Haya, jefe de servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital de Ciudad Real.

Esta técnica supone grandes ventajas para el paciente puesto que es un proceso “menos traumático para el organismo en el que se reduce el dolor postoperatorio y apenas es necesaria analgesia”. De forma que, si no hay complicación, la paciente puede continuar su recuperación en casa a las 24 horas de haber sido intervenida, añade Haya. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.