El plan de empleo municipal elimina el requisito de empadronamiento

|



El plan de empleo municipal convocado por el Ayuntamiento de Manzanares eliminará el requisito de empadronamiento que se pedía a los aspirantes. El alcalde ha aceptado los recursos presentados al respecto y por ello se abrirá un nuevo plazo de presentación de solicitudes para quienes no lo hubieran hecho aún. “Quienes han trabajado para que este plan no sea en exclusiva para parados de la localidad pueden estar orgullosos, lo han conseguido”, lamentó la concejala portavoz del equipo de gobierno, Beatriz Labián, que dijo no admitir lecciones en materia de empleo de la exconcejala del área, Lola Serna, imputada por presunta prevaricación por su política de contrataciones.


Beatriz Labián explicó que las 537 personas de Manzanares que habían solicitado participar en este plan de empleo municipal para cien personas no tendrán que presentar una nueva solicitud. El nuevo plazo se abrirá para admitir nuevas solicitudes, incluidas las de no empadronados en la localidad, después de que se haya eliminado ese requisito en las bases de la convocatoria. Estos trámites pueden retrasar otro mes la puesta en marcha del plan.

Según la portavoz, parece evidente que hay algunas personas “políticamente interesadas” en que el plan no saliera como estaba previsto. “En un ejercicio de solidaridad” estaba destinado en exclusiva a las cien familias de Manzanares que peor lo estén pasando, como un recurso más dentro de las políticas sociales “tan necesarias y urgentes en estos tiempos”.

Beatriz Labián aclaró que el equipo de gobierno jamás hubiera puesto el requisito de empadronamiento en un plan de empleo de otras administraciones ni en las bolsas de empleo -“como sí hizo el PP”, matizó-, y que en este caso lo puso al tratarse de un plan local con recursos exclusivamente de los manzanareños.

La concejala socialista recordó que el sindicato CCOO presentó un recurso a este plan y acusó al equipo de gobierno de ilegalidad, si bien lo retiró después sin que hubiera cambio alguno. “Igual les convenció que sus compañeros de CCOO en otras poblaciones donde este requisito se establece como obligatorio no ponen objeción ni recursos”, apuntó Labián, que dio a conocer que desde otras poblaciones se presentaron dos recursos con los mismos argumentos esgrimidos por el sindicato. “Pronto sabremos y aclararemos cuáles son las verdaderas motivaciones de que se hayan presentado estos recursos”, añadió.

Lola Serna, imputada

En la comparecencia de prensa de este jueves, Beatriz Labián criticó “el postureo” y la incoherencia de la exconcejala de empleo y presidenta local del PP, Lola Serna, respecto a la inclusión del requisito de empadronamiento en los planes de empleo. Recordó que en marzo de este año, la entonces responsable del área anunció que el empadronamiento se valoraría como mérito en el plan de empleo de la Diputación convocado en Manzanares, a pesar de los informes previos de Secretaría en contra.

“Entonces lo justificaba y encontraba argumentos y motivos (…) y la semana pasada nos acusaba de haber firmado y publicado unas bases irregulares por incluir el empadronamiento como requisito e incluso afirmaba que el caso podría terminar en los tribunales”, explicó Labián, que dijo no entender ese cambio de actitud de Lola Serna en solo siete meses.

Beatriz Labián, que desmintió que actualmente haya despidos improcedentes y contratos a la carta, pidió a Serna que se ahorre los consejos y lecciones en materia de empleo “porque carece de toda credibilidad”. En este sentido recordó que siendo concejala de empleo fue denunciada “debido a la parcialidad reiterada en las contrataciones laborales y al abuso del método de informes sociales de extrema necesidad para justificar la adjudicación arbitraria de puestos de trabajo”.

La portavoz del equipo de gobierno dio a conocer que esa denuncia fue admitida por el Juzgado y que Lola Serna, una vez iniciado el procedimiento, está imputada por un presunto delito de prevaricación. De hecho, el Juzgado requirió en marzo al Ayuntamiento copia de determinados expedientes de contratación de los últimos tres años, documentación que fue remitida el 19 de junio por el actual gobierno municipal tras un nuevo requerimiento.

“Entenderán que en estas circunstancias, estando imputada por este hecho y estando aún pendiente de resolverse, no es la persona más indicada para dar lecciones de cómo se debe gestionar la política de empleo del Ayuntamiento, ni mucho menos para hablar de contrataciones a la carta”, concluyó la portavoz del gobierno municipal socialista.

Pide que la oposición se implique

Por otro lado, Labián salió al paso de las declaraciones de otros grupos de la oposición, como la Asamblea Ciudadana, que acusó al equipo de gobierno de mantener viejos modos de hacer política. “No puede haber un argumento más manido y vano”, afirmó antes de recordar que la comisión de empleo que la oposición pide reiteradamente se hará, según se anunció, y será un recurso más en la estructura que está creando el Ayuntamiento en materia de empleo, con un servicio de orientación e intermediación laboral.

Según Labián, la mayoría de las quejas por parte de la oposición se basan en la comisión de empleo y en la reubicación de los portavoces. “Han pasado prácticamente cuatro meses y a propuesta de la oposición se ha hablado de palomas, gatos, ratas y ahora también ACM pretende desatar la guerra de los perros en el Parque del Polígono, generando un problema donde no existía” argumentó la edil.

Por todo ello, el equipo de gobierno pidió nuevamente a la oposición “que se aleje de argumentos trasnochados y que se centre en lo verdaderamente importante”. “Hay mucho que hacer por nuestra ciudad, siguen invitados todos a sumar, a construir, a participar de este proyecto que poco a poco y muy pronto irá dando sus primeros frutos” concluyó Labián tras pedir mayor implicación en mejorar la vida de los ciudadanos. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.