La consejera de Bienestar Social pide al Gobierno de Rajoy información, coordinación y eficacia en la atención a las personas refugiadas

|



La consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, ha informado sobre las acciones llevadas a cabo por el Gobierno de Castilla-La Mancha en la crisis humanitaria declarada por el éxodo masivo de personas que huyen de la guerra de Siria, durante el debate general sobre este tema celebrado hoy en las Cortes regionales, en el que ha pedido al Gobierno de Rajoy “más información, coordinación y eficacia”.


Aurelia Sánchez ha destacado la creación de la Oficina Regional de Atención a las Personas Refugiadas y la Mesa Regional de Coordinación, puesta en marcha con la colaboración de todas las consejerías, de las entidades sociales y de la FEMP-CLM.

“El Gobierno de Castilla-La Mancha, las organizaciones de acogida, los ayuntamientos y los ciudadanos pedimos algo muy sencillo: saber. Saber cuántos refugiados van a venir a nuestra Región, saber cuándo llegarán, saber cómo van a venir, qué presupuesto vamos a disponer para atenderles”, ha subrayado la consejera.

Aurelia Sánchez ha recordado que las competencias en materia de refugiados son exclusivas del Gobierno de España, por lo que “las comunidades autónomas, según la Ley de Asilo y de acuerdo con sus respectivas competencias en los ámbitos sanitario, educativo y social, gestionarán los servicios y programas específicamente destinados a las personas solicitantes de asilo, en coordinación y cooperación con la Administración General del Estado”.

Por eso, ha exigido a los miembros del grupo del PP en las Cortes de Castilla-La Mancha que “dejen de conmoverse y empiecen a moverse, permitan la llegada de refugiados en condiciones dignas, seguras y legales” y les ha animado a que ”insten al Gobierno del Sr. Rajoy a que aborde de una vez por todas las razones de fondo de este problema”. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.