Jerónimo Calero habla de la “esperanza” y el “consuelo” en el pregón de las fiestas de Manzanares

|



El poeta Jerónimo Calero pregonó en la noche del sábado las fiestas patronales en honor a Nuestro Padre Jesús del Perdón de Manzanares con palabras de “esperanza “ y “consuelo”, acompañado de los arpegios de una guitarra, desde la Casa de Cultura de la localidad. El alcalde de Manzanares, Julián Nieva, y la concejala de Cultura, Silvia Cebrián, acompañaron a la Hermandad de Jesús del Perdón en este acto que marcó el comienzo de las celebraciones religiosas.



Este manzanareño, según Manuel Díaz-Pinés, que es “el poeta que huele a campo y de la imaginación desbocada”, “el hombre tranquilo y reflexivo”, habló de la imagen doliente de Jesús del Perdón, ese hacia el que “el pueblo vuelve la cara”, con una estampa de grandes dimensiones del mismo a la vista del público presente. También aludió a “la luz de su mirada para los que buscan ayuda” y de su “fortaleza” como “búsqueda de la esperanza”. Detrás del pregonero estaban dos paneles grandes con matices de la imagen del patrón entre palabras cargadas de simbología: fé, novenario, tradición.



El arraigo hacia lo local dio pinceladas a un discurso que comenzó a elaborar el poeta hace ya muchos años y que resaltó la figura del patrón como algo propio de “la identidad de un pueblo”. Calero identificó a los predicadores con los poetas, habló de la vida con emoción y mostró una y otra vez sus agradecimientos a la Hermandad de Nuestro Padre Jesús del Perdón, a su hermano mayor, Rafael Huéscar, y a su gran amigo Manuel Díaz-Pinés.



Después de dar el pregón de las fiestas el año pasado desde la ermita de la Vera Cruz, Manuel Díaz-Pinés realizó la mejor presentación posible de Jerónimo Calero, “un hermano” para él y a su juicio “uno de los escritores con más talento de la historia de la literatura de Manzanares. “Adelante pregonero” dijo de forma cercana y cariñosa Díaz-Pinés después de cantar unas estrofas del poema ‘Caminante no hay camino’ de Antonio Manchado, uno de sus poetas más amados y que fue coreado por el público en este acto que supuso el comienzo de unos días de “alegría” y celebración” hacia “el Dios hombre, que arrodillado y con la cabeza girada nos acompaña de generación en generación”.



Durante el pregón, el hermano mayor, Rafael Huéscar, también dio una plaza conmemorativa al pregonero y al guitarrista que lo acompañó; y cerró el acto la actuación del cuarteto de saxofonistas Seiklus.



El traslado de la imagen del patrón será el próximo viernes, 4 de septiembre, desde la ermita de la Vera Cruz hasta la parroquia de la Asunción de Nuestra Señora, donde desde el sábado 5 y hasta el domingo 13 de septiembre se celebrará el solemne novenario en su honor con la participación de las corales de la localidad. El día festivo, el 14 de septiembre, tendrá lugar la solemne función y la gran procesión de Jesús del Perdón por las calles de la localidad.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.