Saludo del grupo municipal popular de Valdepeñas

|



Desde el Grupo Municipal del Partido Popular saludamos a los vecinos y vecinas de nuestra ciudad de Valdepeñas en estas sexagésimas segundas Fiestas del Vino, y homenaje a nuestra hermosísima Sra. Virgen de la Consolación, Patrona y Madre de los valdepeñeros.


Siempre la Democracia desde sus orígenes, la Atenas Clásica de Pericles, ha visto en la diversión periódica de los ciudadanos un objetivo político de primer nivel. Sólo hace falta leer los discursos de Pericles, perfectamente consignados en la obra histórica del estratego conservador Tucídides. La vida de los hombres del común es dura, esencialmente problemática, a menudo jalonada por la angustia, el fracaso, los contratiempos y el insoslayable final igualitario que a todos los hombres nos espera. Por eso, es necesario para la psicología colectiva levantar oasis de tiempo, islas de descanso en la flecha del tiempo que va del Futuro al Pasado, porque el Futuro siempre acaba haciéndose pasado, en que los vecinos y vecinas, fundidos todos en una vecindad amistosa y amable, se escapen del tiempo ordinario y de sus cuitas, reglado por tareas ordinarias, y se diviertan y sean aleluyáticamente felices al socaire de una diversión y jolgorio comunes, pilotados por la Regina Caelorum, que en Valdepeñas lleva la advocación, parlante como todas, de Virgen de la Consolación, Beldad santificadora de esta tierra.


Estas Fiestas siempre coinciden con eventos culturales de gran importancia y relieve, como la Exposición Internacional de Artes Plásticas, que ha convertido a la Ciudad de Valdepeñas, en estos últimos 76 años, en un referente de primer nivel, en el ámbito nacional e internacional, de por dónde van los tiros de las artes plásticas,…para bien o para mal.


Estas Fiestas también coinciden con solemnidades religiosas que subrayan las señas de identidad de Valdepeñas, como ciudad de radical catolicidad. La mayor solemnidad, como siempre, es la del 8 de septiembre, que rinde hiperdulía a Nuestra Señora la Virgen de la Consolación, Patrona de Valdepeñas, y como tal, abogada de todas la causas de los valdepeñeros, nuestra única Reina a la que inclinar la cerviz. Pero también coinciden estas Fiestas con el Año Jubilar del Cristo de la Misericordia, y todos sus dones y beneficios espirituales, que el día 30 de agosto, en la Parroquia del Cristo, bajo la presidencia de nuestro querido Obispo, Don Antonio Algora, hombre con conciencia profética, comprometido desde siempre con los desheredados y quienes más sufren de nuestra sociedad, dará su comienzo con solemnidad, y que ha sido precedido con un devoto novenario.


Diversión, felicidad, cultura, deporte y dimensión religiosa festonean desde hace 62 años las Fiestas del Vino, y desde el Grupo Municipal del Partido Popular, compuesto por Julia Cejudo, Mª Ángeles Cid Fuentes, Alfonso Santa María, Antonio de la Torre y Martín-Miguel Rubio, os deseamos a todos los valdepeñeros, y especialmente a quienes a la sazón están sufriendo por cualquier circunstancia, un disfrute pleno de estas Fiestas, y que la felicidad, que nunca se puede programar políticamente, pero sí colaborar con su aparición, inunde nuestros corazones y nos haga mejores a todos en una fraternidad alegre y placentera que abra las puertas a una alegría común y compartida. Ahora es tiempo de hermandad, no de política.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.