Jesús Martín: “Aunque nosotros pongamos las infraestructuras, sin todo el tejido asociativo y empresarial, las fiestas no serían lo que son”

|



Jesús Martín afronta, encabezando su Equipo de Gobierno, las primeras Fiestas del Vino de su cuarta legislatura como alcalde de Valdepeñas. Las afronta como si fueran las primeras de la primera legislatura aunque con más prudencia. Pero siempre poniendo en valor al tejido asociativo y empresarial que son, como según él mismo reconoce, los que dan vida a estas Fiestas del Vino, a la espera de comenzar un nuevo curso político que traerá consigo novedades en cuanto a proyectos y en el que el Equipo de Gobierno hará política para los ciudadanos.


¿Cómo se presentan las primeras Fiestas del Vino de la cuarta legislatura?


Pues igual que las primeras de la primera legislatura. Sé que esto puede sonar a frase hecha pero, como dije en mi discurso de investidura, recordaba a Rousseau que decía que “la ciencia del gobierno es algo que se maneja peor cuanto más se conoce” porque es verdad que cuando se conoce mejor, te haces más prudente. Es cierto que no ha habido alcalde o alcaldesa que se haya sentado en este sillón que en las Fiestas de septiembre haya dormido tranquilo. Es cierto que tenemos una coordinación que nos ha dado la experiencia de tantos años pero es cierto que hay un bulle-bulle que te hace estar a todas horas alerta. Y cuantos más años estás, más alerta estás porque más conoces las debilidades que, sobre todo, pasan por las multitudes y pueden llegar a acarrear una situación de emergencia. Pero es cierto que tanto las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, como todas las personas que colaboran, incluidas peñas, asociaciones, Cruz Roja, Protección Civil, lo tenemos bastante bien coordinado. Y también es cierto que hay que poner en valor que todos los que hacen posibles las fiestas, que son el tejido asociativo de Valdepeñas, muy conscientes de la seguridad, también toman las medidas suficientes y mantienen un comportamiento ejemplar.


Este año parece que finalmente no habrá país invitado ni vendimiadora del año. ¿Cómo lo ve?


No voy a entrar a juzgar ese tema. Me parece que esa idea que tuvo un alcalde, Esteban López Vega, junto con el entonces presidente del consejo regulador, era una buena idea. También es verdad que en el devenir de los años hoy los mercados internacionales se conquistan de muchas maneras pero que el consejo regulador de la D.O. Valdepeñas tiene muy trillado el tema de la exportación y ahora se trataba de reforzar y, dada la situación que atraviesa el consejo, aunque hubo una intentona con Japón, tampoco pudo llevarse a efecto, y tampoco habrá vendimiadora. Esto será algo que a lo mejor echamos de menos en el acto institucional pero no quiero juzgar el tema para no meterme en jardines ajenos. El Ayuntamiento colabora con el consejo en aquellas iniciativas que pueden venir bien a Valdepeñas, ésta era una buena iniciativa, pero el Ayuntamiento siempre estará a merced de lo que el consejo decida. Este año ha decidido no continuar con eso pues lo acatamos y ya está.


¿Vendrá el presidente Page al acto institucional?


Pues todavía no lo sé. Me voy a entrevistar con él seguramente el día 1 ó 2 pero ahora no quiero decir algo que no puedo firmar. En todo caso, ya te digo que el presidente nos va a visitar no sé si en las fiestas o en otro momento. Cuando venga será bienvenido pero preferiría que viniera fuera de las fiestas para que a mí me pille más tranquilo y negociar con él lo no poco que quiero pedirle para Valdepeñas.


El Brindis Poético correrá a cargo de Antonio Carvajal. ¿Por qué él?


El Brindis Poético es algo que tenemos pactado con la asociación A7 en memoria de los Creis, ahora que nos ha fallado Julián. Son ellos los que organizan el Vino Noble cada año y aprovechamos el nombramiento de ese Vino Noble para que nos haga un brindis a Valdepeñas y a su vino. En este caso, la asociación ha decidido que sea éste el poeta escogido y yo, feliz porque sabes que me muevo en el mundo de la poesía, porque el autor tiene una trayectoria impoluta y porque nombres como éste vienen a potenciar no sólo al acto del grupo A7 sino a darle una entidad al acto institucional con el brindis que sustituye al manido pregón que ya nos lo sabemos todos. Prefiero un aloha a Valdepeñas, a los valdepeñeros y a sus materias primas hecho a través de un poeta que la elocuencia, por cierto muy contrastada, de cuantos pregoneros hemos tenido.


Entre los homenajeados del acto institucional está Paco Clavel. ¿Por qué han pensado en él ahora?


No hemos pensado ahora, todo llega en su momento y los homenajes hay que darlos en vida y no siempre hemos llegado a tiempo de hacerlo. Es cierto que Paco ha tenido siempre una predisposición para el pueblo en todo momento, que lo que le hemos pedido lo ha hecho, que tenemos un proyecto en común que ya anunciamos y que por una circunstancia personal suya lo teníamos un poco aparcado hasta que se reanime y esté en mejor posicionamiento para poder hacer un museo vivo del art pop que nadie como él conoce y que quiere dejarlo en su localidad. Y este reconocimiento es una buena ocasión para reanimarle, decirle que le queremos, para reconocerle una trayectoria que ha tenido y que viene a incorporarse a los no pocos nombres que ya jalonan la historia de la ciudad como referencia de artistas.


¿Se han planteado en algún momento no hacer corrida de toros en las Fiestas del Vino y destinar el dinero a algún fin social, como ha ocurrido en otras localidades?


No me lo he planteado en ningún momento porque la subvención que el Ayuntamiento da es muy irrisoria. El Ayuntamiento tiene que atender y respetar el criterio de todas las profesiones, de todos los credos y de todos los gustos y es cierto que las sociedades contemporáneas están siendo muy críticas con el mundo de los toros. Los toros, vistos desde el criterio de la razón son una barbaridad, pero también tienen una parte de la emoción que la razón no entiende. Y, por lo tanto, los taurinos, que también son valdepeñeros y contribuyen con sus impuestos, tienen derecho, con todo respeto a los antitaurinos, a materializar esa actividad. Por lo tanto, se trata de repartir equitativamente a todo el mundo. Nosotros apoyamos al tejido asociativo y el mundo taurino es uno de ellos y, por lo tanto, mientras los toros sean legales y mientras haya una demanda, que no es tan minoritaria, el poder no debe de legislar sobre eso porque cuando el poder legisla es para quitarle al individuo libertad. Así que el Ayuntamiento va a seguir manteniendo, mientras sea factible económicamente, esa actividad.


¿Qué opina sobre que los Presupuestos Generales del Estado sólo destinen a Valdepeñas una parte para financiar las obras de la iglesia del Cristo?


Menos da una piedra. Todo lo que venga a Valdepeñas, bienvenido sea, y como bien sabes, no soy una persona anticlerical, soy agnóstico. Pero donde otros ven un recinto para la fe, yo veo patrimonio histórico. El Cristo forma parte del poco patrimonio que tiene una ciudad como Valdepeñas porque en los años 60 hicieron un escarnio tremendo. Teníamos iconos como el Paseo de la Estación, de un estilo modernista tardío, que el boom inmobilario se llevó por delante. Hemos parado lo que hemos podido a través del Plan de Ordenación Municipal pero entre ese patrimonio a preservar está también el eclesiástico. Así que el hecho de que el Estado haya tenido la deferencia de atender la demanda que le ha hecho el párroco del Cristo y se lo haya concedido, me parece muy bien. De todas maneras, yo ya comprometí en campaña con todos que tenemos que echarle una mano a la iglesia de la Asunción y hubiéramos mantenido y vamos a seguir manteniendo los criterios de ayuda del dinero que falta para terminar la iglesia del Cristo y devolverla al culto. Por lo tanto, feliz. Vistos los PGE, están entre el mito y la leyenda porque son unos presupuestos realmente hechos para una campaña electoral, no se van a materializar. Me parece que los PGE minan y castigan, por la coyuntura nacional de Cataluña, a comunidades que somos nobles como Castilla-La Mancha. Y cuando ves el reparto y la pérdida de inversiones del Estado que hemos tenido en los últimos cuatro años en la comunidad, en la provincia y en Valdepeñas, hay que denunciarlo y es clamoroso, lo que no quita para agradecerles el pellizquito que nos van a dar.


Ya mismo entramos en un nuevo curso político. ¿Qué proyectos tienen para los próximos meses?


Nos presentamos en esta legislatura diciendo que no presentábamos un programa electoral, sino una serie de tareas abiertas a ser incrementadas, anuladas, aumentadas o rectificadas, según el devenir de los acontecimientos. Nosotros tenemos ahora un proyecto de querer alcanzar otro Urban que puede ser muy importante para revitalizar la actividad empresarial y medioambiental de Valdepeñas. Llevamos un mes trabajando en ellos, estamos terminando el documento marco y vamos a llamar a todo el tejido asociativo de Valdepeñas para que se sumen y nos den sus ideas. Y tenemos que seguir con lo que ya tenemos en marcha. Hecho ya el eje central de la calle Seis de Junio, hay que retomar el de la calle Constitución. Había que abrirlo hasta el Canal pero tenemos que esperar un poco porque no vamos a desalojar a nadie de su casa, máxime cuando hay cosas que nos las va a ir dando el tiempo.


También estamos trabajando en seguir manteniendo los Servicios Sociales hasta que hable con el presidente de Castilla-La Mancha y vea de qué manera nos puede volver parte de lo que el anterior Gobierno nos quitó pero le puedo garantizar a los ciudadanos que en Valdepeñas ningún anciano se va a quedar sin comida caliente y ningún niño sin guardería. No obstante, haré algún anuncio durante la cena de los mayores en septiembre. Vamos a crear un servicio puerta a puerta para aquellas personas que no tengan familiares que les puedan llevar a los sitios, se lo podamos prestar. Vamos a hacer una política para los ciudadanos. Hemos dejado ya de hacer una política de ladrillo, aunque seguiremos con él ejecutando el vial de la calle Constitución y el plan de accesibilidad en muchas calles de Valdepeñas que aún lo necesitan.


Para finalizar, un deseo para los ciudadanos con motivo de estas Fiestas del Vino.


Como tu medio es digital y esto se puede ver en cualquier parte del mundo, decirles a los que vivan en Nueva York que nos visiten en las fiestas y que sepan que cuando llegan a Valdepeñas, no llegan a ningún sitito, vuelven a su casa porque los que hoy estamos aquí, vinimos desde hace mil años de otros sitios, y aquí nos asentamos, y aquí estamos y nos enamoramos de la sempiterna luz del horizonte manchego. A los que estamos dentro, sólo darles las gracias porque las fiestas las hacen ellos. Es cierto que aunque nosotros pongamos las infraestructuras, sin todo el tejido asociativo y empresarial las fiestas no serían lo que son. Y a los demás desearles que tengan unas muy felices fiestas y que un año más hagamos de Valdepeñas para los que han de venir aquello que le debemos que fue la herencia que recibimos que fue y es buena. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.