Olmedo aborda con el alcalde de Santa Cruz de los Cáñamos la ayuda a domicilio, la vivienda tutelada y políticas de empleo

|



La delegada de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha en Ciudad Real, Carmen Olmedo, se comprometió con el alcalde de Santa Cruz de los Cáñamos, Isidro Rubio, a revisar la opción de retomar el convenio de ayuda a domicilio y de la vivienda tutelada que el municipio tenía suscrito con el Administración regional y que se dejó de prestar con el cambio de Gobierno en la anterior legislatura.


Olmedo reconoció ante el alcalde que precisamente la recuperación de la dignidad de los servicios sociales es uno de los compromisos firmes del presidente castellano-manchego, Emiliano García-Page, por lo que manifestó que la colaboración en este campo con los municipios está garantizada, tanto que ayer mismo el Consejo de Gobierno aprobó una partida de 34,3 millones de euros para renovar la ayuda a domicilio con 677 ayuntamientos y entidades.


Otra de las prioridades que se analizó en este encuentro fue la puesta en marcha de un plan de empleo. De hecho, la delegada de la Junta destacó el anuncio presentado esta misma semana por el presidente Page para invertir 224 millones de euros durante los próximos dos años, un plan extraordinario ideado para crear 60.000 empleos que busca que ningún hombre ni ninguna mujer de Castilla-La Mancha se quede fuera del proceso de recuperación social y económica de la región.


El alcalde de Santa Cruz de los Cáñamos se congratuló por esta medida, pues lamentó que “durante los últimos cuatro años no recibió ni un solo euro para tal fin por parte del anterior Ejecutivo presidido por la señora Cospedal”.


Como última petición, Isidro Rubio se refirió a la conveniencia de finalizar las obras del polideportivo municipal con la que poder ofrecer unas instalaciones dignas a sus vecinos para la práctica de actividades de ocio y deporte.


Por su parte, Olmedo, que asistió a Santa Cruz de los Cáñamos para participar como pregonera en las fiestas patronales, reafirmó su responsabilidad de revisar y estudiar todos estos asuntos como máxima representante del Gobierno de Castilla-La Mancha en la provincia ciudadrealeña, así como dar comienzo a ese plan de empleo extraordinario en las próximas semanas, todo ello con la promesa de “ser un Gobierno y unos gobernantes cercanos, transparentes y responsables que hagan olvidar el abandono al que Cospedal sometió tanto a éste como a la mayoría de los municipios de nuestra región”.



Finalmente, la delegada de la Junta agradeció “el honor y la sorpresa” que supone ser la pregonera de las fiestas locales, pues subrayó que “en esta andadura de gobierno que empezamos hace escasamente dos meses, tenemos el deber de proteger y potenciar las tradiciones que nos identifican como sociedad castellano-manchega como máxima expresión de nuestras raíces; ésas de las que debemos sentirnos orgullosos y mantenerlas como legado para nuestros hijos, y sobre todo sentirnos satisfechos por haberlas construido”.



Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.