Las fiestas del barrio de Santa María, en La Solana, finalizaron el sábado con la procesión

|



La venta de los dulces elaborados por los propios vecinos y vendidos durante los días de la fiesta, así como las donaciones de dinero entregadas por los fieles, ha dejado una recaudación que ronda los 3.700 euros, aunque siempre suele incrementarse esa cantidad con donaciones que llegan en los días siguientes a las fiestas, según declaraban los organizadores.


Los actos se iniciaron en el apartado religioso con la celebración de un triduo en la Iglesia del barrio, en los mismos días en los que diferentes vecinas se encargaban de elaborar los dulces típicos, como son los nuégados y las flores, que tan solicitados son por los vecinos de la barriada, pero también por los de otros puntos de la localidad.


En la mañana del sábado se celebró la Misa Solemne, que fue concelebrada por el párroco de San Juan Bautista de la Concepción, Manuel Infante, concelebrando el párroco de Santa Catalina , Benjamín Rey. A la celebración asistieron el alcalde Luis Díaz Cacho y concejales de los grupos socialista y popular del Ayuntamiento, así como directivos de las diferentes cofradías y hermandades de la localidad, además de numerosos fieles.


La homilía corrió a cargo de Manuel Infante, mientras que en la parte musical participó el coro de la propia Iglesia de Santa María, cuyos componentes estrenaron camisas blancas con la imagen bordada de la Virgen, presentándose a los celebrantes en el ofertorio el y el vino de la consagración, además de flores, un bastón con el que caminar en la vida y una cerámica con la imagen de la titular del templo.


Finalizada la misa la imagen fue trasladada al atrio del templo, donde se ofreció por muchos de los asistentes diversas cantidades en metálico, que son destinadas para las obras y reformas que se realizan en el templo.


A las diez de la noche comenzó el desfile procesional por las calles del barrio. Abría la cruz alzada, seguida de la banda de cornetas y tambores de Nuestro Padre Jesús Rescatado, que a lo largo del desfile interpretó diferentes marchas, continuando la representación de cofradías y hermandades de la localidad, a los que seguía la imagen de Santa María, que desfiló en su carroza adornada con numerosas flores blancas y acompañando fieles alrededor de la imagen.


Detrás de la carroza marchaba el párroco de San Juan Bautista, Manuel Infante, así como representación municipal, concejales de los grupos socialista y popular, encabezados por la primera teniente de alcalde y diputada provincial Manuela González-Horcajo, siendo presenciada la procesión por numerosas personas en el recorrido realizado.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.