Antonio de la Torre: "Me siento muy identificado con el barrio de la Virgen de la Cabeza; allí hice mi Comunión, viví mi juventud y me casé"

|



Este fin de semana se celebran las fiestas del barrio de la Virgen de la Cabeza. Unas fiestas que serán inauguradas el viernes a las 22:30 horas con el pregón, que este año correrá a cargo de Antonio de la Torre, presidente del Partido Popular y concejal del Ayuntamiento por este partido. Como él mismo se presenta, "es Torreca, el que se mete con Jesús Martín y el que despierta odios y pasiones". También entrenador de fútbol, es una persona que se siente muy vinculada al barrio de la Virgen de la Cabeza, ya que ha vivido en él 25 años, desde los 4 hasta después de casarse y hoy en día pasa todos los días por allí. De todo ello hemos hablado con él, Antonio de la Torre Camacho.


¿Cómo te sientes después de haber sido elegido pregonero de las fiestas de la Virgen de la Cabeza?


Es algo que siempre te llena de orgullo el hecho de pregonar las fiestas de un barrio. Más cuando viene de una asociación de vecinos y de una hermandad y más cuando uno se siente identificado con el barrio, ya que yo he vivido 25 años allí. Allí me casé, hice mi comunión y toda mi juventud la he desarrollado allí.


¿Por qué crees que te han elegido para dar el pregón?


Soy Torreca, soy 'el que se mete con Jesús Martín', soy un hombre que despierta odios y pasiones y soy una persona conocida en el barrio. Además, que es un barrio al que voy mucho por temas de trabajo ya que raro es el día que no paso por allí por el tema de las escuelas de fútbol. Al final, se busca a alguien que ha vivido allí o que tiene relación con el barrio, de hecho mi familia sigue viviendo allí todavía.


¿De qué vas a hablar en el pregón?


Lo voy a dividir en tres partes. Una parte es la religiosa, que es lo que motiva las fiestas, así que daré unos datos históricos tanto de la ermita como de la propia hermandad. Hablaré de la asociación de vecinos, lo que conlleva su trabajo y lo que conlleva el barrio. Y luego hay una parte que a todos nos da más morbo, que es el recuerdo de los que están, los que no están, el de la tienda, el de la zapatería, es decir, recordar cosas de aquel barrio. Y en ese recuerdo hay una fecha muy importante que es la de la famosa riada, que a mí me pilló a 20 metros de donde ocurrió todo, en la calle General Margallo. Son recuerdos que personas que habrá por allí se van a acordar. 


¿Qué recuerdos tienes de los años que has vivido allí?


Mi trayectoria es muy larga, de hecho no me queda ningún barrio por haber dado el pregón. Yo nací en la Yenka y allí viví sólo unos meses. Yo le digo a  mi madre que ya nací siendo famoso porque nosotros somos trillizos y me enseñó mi madre una foto en la que el gobernador civil entregaba a mi madre 10.000 pesetas y unas cunas. Yo ya iba con la fama desde pequeño. Después nos fuimos a la Travesía Pocico, al Lucero, donde fui al colegio hasta los 4 años. Luego me llevaron mis padres al colegio de los Trinitarios y a mis hermanas las llevaron mis padres al colegio Lorenzo Medina porque antes en Trinitarios no había clases mixtas. Y después fui al Luis Palacios porque empezaron a cobrar los libros y mis padres no los podían pagar. O sea, que desde los 4 años ya me fui a vivir a la Virgen de la Cabeza hasta después de casarme que me fui a vivir al Paseo Luis Palacios.


Yo he trabajado mucho con la asociación de vecinos de la Virgen de la Cabeza cuando era concejal y Julia Prieto era la presidenta. Hubo que luchar para tener la sede y también por el tema del lejío que hay vallado a las espaldas de la gasolinera.


Luego también me acuerdo cuando de joven iba a las verbenas, donde existía ese hombre que iba con las cartas, que las repartía para una rifa de un balón o una muñeca, que luego nunca tocaba, y si tocaba, tocaba lo mismo siempre.


Ahora estás muy vinculado con el barrio por el fútbol...


Sí, todos los días paso por allí, por el tema de las escuelas de fútbol. También me acuerdo de la Trilladora y del campo de fútbol de tierra que había allí. 


Como político, ¿cómo ves el barrio? ¿Le ves alguna carencia? ¿Qué harías si estuvieras en el gobierno?


Si yo hubiera estado en el gobierno, nunca habría quitado la subvención a una asociación de vecinos que además, está trabajando por la vecindad. Yo me hubiera pensado también mucho el quitar la única calle empedrada que existía, que era la calle Virgen. También se le debería de haber una solución a los pisos de Consolación, que están teniendo tantos problemas por determinadas personas que viven por allí. Se hubiera aprovechado todo lo que hay a espaldas de esos pisos, donde por aquellos entonces había una fábrica de pan. Como político me satisface que una cosa que se criticó muchísimo ahora se le esté sacando pleno rendimiento. Me refiero al punto limpio, que se hizo con el Gobierno del Partido Popular. Ningún barrio lo quería y ahora mira cómo nos ha venido de bien el punto limpio. 


Además, como político, no le habría cobrado nada a los vecinos por arreglar las calles. Y fomentaríamos más el asociacionismo vecinal, ya que en ese barrio conviven dos asociaciones. Cierto es también que es una zona que se ha desarrollado mucho en los últimos años, ahora ya tiene farmacia también que era una de las cosas que se echaba en falta. Lo que no tiene es pequeño comercio, aunque sí muchos bares. Hay 8 bares en 100 metros cuadrados. Se ha dejado perder mucho el comercio, entre ellas la tienda del padre de Jesús Martín, la de Cesáreo, a la que iba yo a comprar. Lo que sí tiene mucho el barrio son políticos. Lo malo abunda, digo en el pregón. De ahí somos Jesús Martín, yo, Gregorio Sánchez, Fernando Prieto, Benito Piña, José Antonio Sánchez Elola, Isabel Bernal,....


¿Crees que las fiestas de barrio se están perdiendo?


Están invitando  a que se pierdan porque cada vez hay menos gente dispuesta a implicarse en el asociacionismo vecinal y entrar en las juntas. Pero es que la gente que entra en ellas, no tiene muchas veces el apoyo que deberían de tener por parte de la administración. Y no siempre tiene que ser un apoyo económico, sino en especies, en temas de burocracia, gestión de papeles, pero no te voy a poner inconvenientes. No es normal que si hacen falta 50 sillas pidas un desembolso económico.


El asociacionismo vecinal nació en la época socialista, se mantuvo y acrecentó en la época del Partido Popular y se lo está cargando el partido socialista. Porque ahí tienes la prueba de que hay asociaciones que han desaparecido. Y precisamente han desaparecido cuando se les dieron los centros sociales porque a estos centros no se les está dando el contenido adecuado para que los puedan aprovechar mucho más las asociaciones. Así que mientras haya gente con buena voluntad que les gusta mantener sus fiestas, seguirán, pero cada vez serán menos, porque cada vez les cuesta más sacarlas adelante. Si los 800 ó 900 euros que cuesta una orquesta no los hubiera puesto el Ayuntamiento, difícilmente hubiera podido pagarla la asociación.


¿Cómo invitarías a la gente a participar en estas fiestas de la Virgen de la Cabeza?


La mayor satisfacción tanto para la hermandad como para la asociación es que sus vecinos respondan, unos en los actos religiosos y otros en los actos festivos. Es el mayor orgullo que pueden tener las dos partes de que ha merecido la pena organizar las fiestas. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.