El 1-1-2 de Castilla-La Mancha gestionó más de 265.500 llamadas durante el primer semestre de 2015

|



El Servicio de Atención y Coordinación de Urgencias y Emergencias (SACUE) 1-1-2 de Castilla-La Mancha ha gestionado durante los seis primeros meses de este año más de 265.500 llamadas procedentes, que son las realizadas por los ciudadanos con el fin de solicitar ayuda inmediata ante accidentes de tráfico o domésticos, incendios, inundaciones, situaciones de enfermedad sobrevenidas, altercados públicos, etc.


A este número total de llamadas realizadas por los ciudadanos al teléfono único de emergencias, durante el primer semestre del presente año, habría que sumar las 32.111 llamadas de seguimiento, que se llevan a cabo desde la propia Sala de Coordinación con el fin de gestionar el desarrollo y la resolución de los incidentes. De esta manera, el número real de llamadas tramitadas desde el Centro de Emergencias ascendería a 297.647.



Respecto a las 265.500 llamadas de activación, cabe señalar que se ha incrementado el número de comunicaciones gestionadas con respecto al mismo período del pasado año en más de 21.500, lo que supone un 8,8% más.



Durante los primeros seis meses de 2014 las llamadas procedentes gestionadas en la Sala 1-1-2 ascendieron a unas 244.000 y en el mismo período de 2013 fueron 238.000.



Este incremento en el número de llamadas procedentes entre los meses de enero a junio de 2015 consolida una tendencia positiva, que pone de manifiesto tanto la reducción de llamadas no procedentes (bromas, llamadas falsas, ruidos, etc.), como el correcto uso que los ciudadanos están haciendo del teléfono único de emergencias 1-1-2.



Por meses, febrero fue el período en el que se registraron un menor número de llamadas procedentes, con cerca de 45.400, mientras que por el contrario, junio, con más de 53.800 llamadas, fue el mes en el que hubo un mayor número de emergencias gestionadas.



Un dato que queda también constatado en el registro de llamadas diarias recibidas en el 1-1-2 de Castilla-La Mancha durante este semestre. Así, en febrero la media diaria de llamadas recibidas en la Sala de Coordinación fue de 2.787, frente a las 3.089 llamadas procedentes que se gestionaron de media durante junio, el mes que hubo un mayor número de comunicaciones.



El teléfono único de emergencias 1-1-2 de Castilla-La Mancha es también el Centro Coordinador de Emergencias, por lo que recibe las demandas y alertas de los distintos grupos de intervención; así como las solicitudes de traslado sanitario por parte del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam).



El sector sanitario, el que acumula mayor número de intervenciones



En este sentido, y atendiendo a las áreas de intervención, el sector sanitario es el que ha registrado un mayor número de demandas realizadas desde la Sala de Coordinación del 1-1-2 en este primer semestre, contabilizando más del 61% de las solicitudes de activación.



Las intervenciones llevadas a cabo por las fuerzas y cuerpos de seguridad (Guardia Civil, Cuerpo Nacional de Policía y Policía Local) registraron un porcentaje medio de activación del 17,5%, siendo los agentes municipales y la Guardia Civil los que han llevado a cabo un mayor número de intervenciones coordinadas por la Sala.



El mismo porcentaje de activación, un 17,5%, ha registrado el llamado área multisectorial, es decir, aquel en el que se incluyen las intervenciones llevadas a cabo por los voluntarios de Protección Civil, los operarios de obras públicas, las empresas suministradoras de electricidad, agua, gas, etc.



Por último, el área de extinción y salvamento, formada por los cuerpos de bomberos de la región, contabilizó durante la primera mitad de 2015 cerca de un 3,5% del total de intervenciones coordinadas desde el 1-1-2, registrándose un incremento en el número de actuaciones durante mayo y junio con respecto a los meses anteriores.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.