Sergio Mota: 'Para mí es un reto y una responsabilidad, además de algo motivador, estar al frente de UCIN'

|



060815VASERGIOMOTAUCIN1


Aunque es muy joven, ocupó el número dos de la lista con la que la Unión de Ciudadanos Independientes de Valdepeñas se presentó a las pasadas elecciones municipales. Y ahora acaba de ser nombrado coordinador local de este partido por la asamblea de UCIN, sustituyendo en el cargo a José Manuel Pena. Además, junto a éste, es concejal de la oposición en el Ayuntamiento. Hablamos de Sergio Mota, quien nos ha contado en esta entrevista los retos que tiene por delante dirigiendo UCIN.


Acabas de ser nombrado coordinador local de UCIN. ¿Cómo te sientes y cuál va a ser tu línea de trabajo?


UCIN establece que dos meses después de las elecciones se haga una asamblea extraordinaria en la que se designe el comité local y a partir de ahí por los afiliados que se reúnen ese día, salgo elegido coordinador local. Mi intención a partir de ahora es crear una serie de comisiones de trabajo. Tengo la intención de crear una comisión de apoyo a los concejales de modo que también más miembros del partido, incluidos algunos que estaban en la lista, empiecen a conocer un poco la labor de los concejales dentro de la oposición. Tengo también la intención de crear una comisión de relaciones vecinales, que va a estar enfocada en tener un contacto mayor con el ciudadano, no sólo dos meses antes de las elecciones. Y también una comisión de prensa y comunicación, ya que he sido una de las personas más insistentes dentro del partido, quizá también por mi edad, en fomentar la comunicación a través de las redes sociales. Y creo que actualmente mucha política de la que se está haciendo se está moviendo a través de las redes sociales, de lo digital.


¿Qué significa para ti a nivel personal dirigir un partido político?


Para mí es un reto y una responsabilidad. Es muy ilusionante y motivador estar al frente de algo porque al final uno asume una responsabilidad pero esa responsabilidad puede ser una oportunidad de cara a poder trabajar de una cierta manera o de plantear su visión personal, aunque en este partido hay una democracia interna amplia y casi todo el mundo puede expresar libremente su opinión y todas las opiniones en mayor o menor medida son tenidas en cuenta. Es motivación y una oportunidad para hacer política de manera distinta de la que se ha hecho hasta ahora, o por lo menos intentarlo por otros cauces.


Sorprende que alguien tan joven se meta en política en los tiempos que corren, en los que la política no ocupa un buen lugar...


Creo que los jóvenes estamos empezándonos a preocupar por la política. Es algo positivo, necesario y obligatorio. La política está mal vista porque ha habido unos años en los que la política se ha hecho de manera errónea o estaba muy alejada de lo que la gente pensaba que era la política. La única manera de cambiar eso es implicarnos para que eso cambie. Así que sorprende, es verdad, pero espero y confío en que va a ser una tendencia el que la gente joven se implique más en política. Porque hay un momento en el que eres consciente de que la política influye en tu vida y participar en ella también es una responsabilidad como ciudadano de cara a intentar hacer las cosas de una manera distinta.


¿Cuál va a ser el papel de UCIN en esta legislatura?


El papel de UCIN tiene que ser el de un partido en la oposición, cuya principal labor es la de ser fiscalizador del gobierno. Creo que tiene que potenciarse como partido independiente que reúne a una serie de ciudadanos que intenta hacer una política que no está tan jerarquizada como el resto de partidos. Sorprende muchas veces, por ejemplo, que en los Plenos no votamos lo mismo José Manuel y yo. Siempre en la política tradicional eso se ha visto como una señal de debilidad. La solidez de un partido viene de que todos hagan lo mismo a la vez. Creo que hay que intentar, en ese intento de cambiar la forma de hacer política, romper algunos tabús, como el hecho de que la crítica dentro de un partido es positiva; no es sinónimo de debilidad, sino que es sinónimo de que tenemos libertad de expresión y de que podemos opinar diferente. UCIN tiene que impulsar esa filosofía de ver la política dentro de la oposición, que tiene una labor de fiscalizar la labor del gobierno y de ofrecer alternativas cuando no se esté de acuerdo con lo que el gobierno plantea.


¿Cuál es tu lectura del resultado que tuvieron las elecciones municipales?


Sinceramente pensaba que la mayoría absoluta se iba a acabar pero no ha sido así. La población ha pensado que elegir de nuevo ese proyecto era lo necesario para Valdepeñas. Lo respeto aunque no lo comparta. Y en cuanto al resultado de UCIN, quizás ha estado por debajo de lo esperado. Aunque también es verdad que yo tenía cierto miedo o inseguridad ante los cambios que se habían hecho del cambio de siglas de PLJ a UCIN o el apoyo a Ciudadanos en las Elecciones Europeas que después no se materializó en ninguna coalición. Aunque en un ámbito estaban esos temas muy aclarados, sé que ese ámbito no llega a toda la población. Creo que ha habido cosas que nos han hecho perder votos y ese tipo de situaciones tienen que servir para hacer autocrítica y saber salir hacia adelante sabiendo en lo que uno se ha equivocado.


¿La aparición de Ciudadanos en Valdepeñas os perjudicó?


Sí, porque el espectro político que ocupan UCIN y Ciudadanos es parecido. Lógicamente si estuviéramos juntos, esa división de votos no existiría y sabemos que esa división de votos en partidos de menor envergadura, debido a la Ley de Ohm, es algo que se nota más, o que al final tiene un resultado peor en el sentido de la distribución equitativa de los votos. Aunque he de decir que nosotros planteamos una coalición con Ciudadanos. Diferente es que Ciudadanos pensara que la forma de unirnos pasaba por la disolución de UCIN, lo cual UCIN a nivel interno decidió que no compartía.


¿Para vosotros es un retroceso haber perdido un concejal?


No entiendo que haya sido un retroceso. Lo que ha pasado es que a UCIN le han pillado las elecciones en medio de un cambio. PLJ pasó a ser UCIN, UCIN iba a ser un proyecto conjunto con Ciudadanos y al final las relaciones se rompen y deciden ir por separado. Un partido, al final, lo que quiere es llevar una línea ascendente. Perder votos no es algo positivo y es algo en lo que hay que reflexionar. Pero no creo que sea negativo del todo. A veces se da un paso para atrás para dar dos hacia adelante.


¿Qué cosas vais a cambiar para que UCIN vaya hacia adelante?


Hay que trabajar en la comunicación con los ciudadanos. Es necesario poner encima de la mesa los proyectos de los partidos políticos. El proyecto que UCIN presentó a las elecciones, que tengo intención de continuar porque un proyecto no es algo que se prepara dos meses antes de las elecciones y luego se abandona, hay que darlo a conocer. Sobre todo por una cosa porque cuando los partidos de la oposición pongamos encima de la mesa los proyectos es cuando se van a ver las diferencias con el partido que gobierna. Y quizás en ese momento nos pondremos a debatir sobre ideas y proyectos y dejaremos de lado los temas personales que a veces copan la actualidad de la política.


Por otro lado, me gustaría trabajar la organización interna en comisiones de trabajo porque al final el partido tiene una estructura muy de base de los afiliados y que eso al final se vea reflejado en el trabajo que hace el partido. Todos los miembros del partido tienen una importancia y una labor dentro de él y que eso se vea reflejado también, independientemente de la labor del ayuntamiento con los concejales.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.