Luis Romero: “Hemos dado un golpe de autoridad para ordenar la feria”

|



“Hemos dado un golpe de autoridad firmando un nuevo contrato para cuatro años”. Conviene recordar el intento de motín del año pasado. Eran comunes los casos de especulación para reservarse sitios en ellos mismos, que revendían al mejor postor. “Algunos feriantes estaban temerosos cuando los cabecillas querían hacerse con la feria, pero no podíamos consentir esas mafias”. La gran novedad ha sido el cambio de los puestos y casetas de la calle Empedrada al parque, atendiendo las quejas vecinales. Romero cree que ha sido un acierto.


En cuanto a los festejos, el concejal enfatizó la confianza depositada en las asociaciones, hermandades y grupos locales, que han respondido con actividades de calado. Destacó el Festival Nacional de Folklore, “les doy un diez”, la misa de Santiago y los concursos agrícolas organizados por las hermandades del Apóstol y San Isidro, o los conciertos de Parva, Amalgama, Santa Cecilia, Los Vecinos, Salsa Flamenca y La Huella de tu Voz, sin olvidar la concentración de tractores y motos clásicas, la exhibición caballista o la exposición de María Luisa García. En deportes, recordó los buenos resultados del concurso de Pesca y el torneo de Tiro con Arco.


Mención aparte tuvo para los toros. Por un lado, resaltó el éxito de público del Gran Prix. Por otro, explicó la polémica por los pases de callejón en la corrida. “Había 69 peticiones para 47 plazas, por eso dimos pase de barrera”. En otras actuaciones, elogió la calidad del cantaor Paco Candela “lo mejor de lo mejor” y de Alejandro Conde, “por algo estaba la plaza llena”.


Romero terminó agradeciendo el trabajo de las fuerzas de seguridad y de los empleados municipales. Se brindó para escuchar sugerencias para el año próximo. “Quiero opiniones de la gente siempre que entren en nuestras posibilidades”.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.