El Equipo de Gobierno de Manzanares recibe a Aichatu y su familia de acogida

|



Ante la concejala de Bienestar Social, Beatriz Labián; el concejal de Cooperación al Desarrollo, Pablo Camacho; la concejala de Cultura, Silvia Cebrián; y la concejala de Festejos, Esther Nieto-Márquez; la familia explicó que Aichatu llegó el 24 de junio y permanecerá en Manzanares durante dos meses. María Camacho comentó que su relación con los saharauis comenzó hace dos años como maestra voluntaria en los campamentos de refugiados en Argelia con un programa de la facultad de educación. Allí conoció a la pequeña y desde entonces quiso que conociera su tierra a partir del programa Vacaciones en Paz.



La primera solicitud que hizo la familia para traer a Aichatu fue en 2014, pero hasta este año no ha podido venir debido al aumento de la edad establecida para participar en el programa ante la reducción del número de familias de acogida que ha habido en las últimas ediciones. Ahora, desde su llegada, María Camacho comenta que “nuestra intención ha sido que disfrute y que conozca la mezcla de culturas”. La pequeña saharaui, que cada día que pasa conoce más palabras en castellano, se ha aficionado a la piscina y además ha conocido las Lagunas de Ruidera y Madrid, y pronto verá por primera vez la playa. También tuvo un chequeo médico al llegar a Manzanares y todo dio perfecto.



El concejal de Cooperación al Desarrollo, Pablo Camacho, manifestó su alegría de que el programa Vacaciones en Paz continúe en Manzanares, este año gracias a María Camacho; pero lamentó que haya tenido tan poca repercusión en esta edición, porque “crea mucha satisfacción que el pueblo se solidarice con los saharauis y con la problemática que tienen”. 


Tras destacar que tiene el conocimiento que otros manzanareños que residen fuera de la localidad también han participado este año en el programa, Pablo Camacho destacó que “el hecho de que los niños puedan disfrutar de unas vacaciones en paz y tranquilidad, ya es motivo sobrado para apostar él”.



Pablo Camacho señaló que “desde el Equipo de Gobierno trabajaremos para impulsarlo y para darlo a conocer a los ciudadanos a través de campañas de sensibilización”. “Primero visibilizaremos la problemática histórica del pueblo saharaui y luego daremos a conocer el programa”, expresó el concejal. Así pues, Camacho prometió dar todas las facilidades desde el Ayuntamiento que sean posibles y prometió dejarse a consejar por María Camacho como especialista en cooperación.



El Ayuntamiento regaló a Aichatu un cheque de 100 euros para material deportivo y ropa, un abono de la piscina municipal y una bolsa con diferentes regalos como unos cascos para escuchar música y una linterna de lectura.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.