El Gobierno local de Manzanares anuncia en el Pleno los avances en el tema de los vertidos

|



En un primer lugar, el concejal Juan Luis Parejo de ACM exigió la toma de “medidas urgentes” para asegurar el cumplimiento de las limitaciones de vertidos por parte de las empresas causantes y para evitar, en caso de producirse, la llegada de líquidos contaminantes al río Azuer. Parejo pidió el “cumplimiento del reglamento de vertidos” por parte del Ayuntamiento de Manzanares y del de Membrilla, además de “avisos” a las empresas y la elaboración de un estudio que incluya soluciones al problema.



La portavoz del Equipo de Gobierno, Beatriz Labián, informó de que el Grupo Municipal Socialista “desde el primer momento” tras la investidura “ha trabajado contrarreloj para evitar los problemas de las campañas de la vendimia anteriores”. “Se está trabajando lo mejor que se puede y conjugando todos los intereses”, añadió el alcalde Julián Nieva. 

La primera semana tuvieron una reunión con la empresa DBO5, que ya ha comenzado con la extracción de muestras y que será la encargada de controlar durante la vendimia la calidad del agua y de determinar la carga contaminante. Labián señaló que los datos que obtenga esta empresa “servirán para elaborar un auténtico plan de vertidos”, del que según anunció, “se está ultimando un borrador”, que será “más duro” en cuanto a las sanciones.



Tras aludir a que el Ayuntamiento ya ha enviado una carta a todas las empresas susceptibles de provocar vertidos y a que hay una segunda misiva que recibirán en los próximos días en la que “se exige la obligatoria autorización para realizar estos vertidos según la normativa”, Labián también señaló que el Equipo de Gobierno exigió “el máximo esfuerzo” a los técnicos de la EDAR durante su visita a las instalaciones, y que hoy estaba programada una reunión con el alcalde de Membrilla para tratar estos asuntos teniendo en cuenta que las aguas residuales del municipio vecino acaban también en Manzanares. Además, habrá una reunión con la concejala de Medio Ambiente de Valdepeñas para ver las soluciones que tomaron a un problema del mismo tipo en esta localidad.



Por su parte, el portavoz del Grupo Popular, Manuel Martín-Gaitero, subrayó que “hasta ahora ha sido insuficiente el régimen sancionador del reglamento de vertidos”, porque según añadió, “las comunicaciones con las empresas han existido desde 2013 o antes, pero no han servido para nada”. Martín-Gaitero exigió que “quien contamine pague” y consideró que la moción no aportaba “nada” a la solución del problema, en la que todos están comprometidos. Frente a “ocurrencias” y “utopías”, el concejal esperó que “las medidas tomadas sean suficientes para esta campaña” y eviten la tramitación de un nuevo expediente sancionador.



El concejal de IU, Miguel Ramírez, exigió también al Equipo de Gobierno que haga “todo lo posible” para que se cumpla el reglamento y más “labor institucional” para que el Ayuntamiento de Membrilla también cumpla con sus obligaciones. Ramírez manifestó su “satisfacción” porque haya un borrador para mejorar el reglamento de vertidos, aunque bajo su consideración el actual podía haber dado margen de maniobra al Ayuntamiento para actuar frente a las empresas.


El resultado de la votación en la moción de urgencia fue el voto a favor de ACM, el voto en contra de PSOE y PP, y la abstención de UPyD e IU.



La segunda moción estuvo centrada en la adopción de mejoras “sencillas” a corto y medio plazo en el filtro verde para mejorar la depuración, entre ellas, la repoblación de los árboles, su parcelación en balsas que permitan actuaciones por sectores o la creación de un sistema de bombeo para que las aguas puedan retornar a la depuradora. La propuesta tampoco salió adelante, pues obtuvo los votos en contra de PSOE, PP e IU, y la abstención de UPyD; aunque Beatriz Labián afirmó que “desde el Equipo de Gobierno seguiremos insistiendo en el mantenimiento y la conservación del filtro verde”, e incluso es posible que planteen desde el Ayuntamiento algún tipo de mejoras como repoblación de árboles.



La portavoz del Equipo de Gobierno explicó que el principal problema que tiene esta cuestión es que las mejoras en el filtro verde están incluidas en el pliego de condiciones de la empresa adjudicataria del servicio de depuración, pero, debido a que ante la elección de dos empresas diferentes para gestionar el servicio por parte del Ayuntamiento de Manzanares y Membrilla el caso está judicializado, la adjudicataria no se compromete a realizarlas a pesar de que su estado es “lamentable”.



El concejal del Partido Popular fue el más crítico con las propuestas, así pues consideró “difícil” la repoblación de árboles, dudó sobre los sistemas de retorno y puso en cuestión la creación de una laguna de emergencia en una parcela adyacente por la existencia de una planta fotovoltaica en los aledaños. Además, Manuel Martín-Gaitero destacó que “el filtro verde ha estado abandonado más o menos desde que se construyó la depuradora” y resaltó que las medidas propuestas por ACM son “muy ambiciosas, pero no sabemos a quien comprometen”. El popular también insistió en la necesidad de continuar con la separación de las aguas pluviales en el casco urbano, tal y como se ha hecho en la Plaza de la Constitución y sus calles adyacentes.



Antes de tomar una decisión sobre un proyecto determinado, Miguel Ramírez pidió asesoramiento técnico por parte de “los técnicos de los servicios municipales, de la empresa encargada de la depuración y de la Confederación Hidrográfica del Guadiana”. El concejal de UPyD confesó no tener el suficiente conocimiento del tema para decantarse entre diferentes opciones.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.