Ajoblanco refrescante para el verano

|


Esta fruta le aporta un toque muy aromático y dulzón, claro, hay que elegir unos buenos melocotones que tengan estas características, pero estando en temporada es fácil. Al ajoblanco de melocotón se le puede incorporar una gran variedad de guarniciones, en esta ocasión hemos utilizado la misma fruta en daditos y unas tiras finas de cecina, además de la hierbabuena que nos encanta en sopas frías. Y aunque la cecina le va estupenda, si queréis un plato sin proteína animal se puede prescindir de ella, otros quizá preferís sustituirla por unos taquitos de jamón, a vuestro gusto.


Ingredientes (4 comensales)


250 gramos de almendra, 1-2 dientes de ajo, 300 gramos de melocotón (sin hueso y sin piel), 80 gramos de pan del día anterior, 500-550 gramos de agua, 60 gramos de aceite de oliva virgen extra, 2 c/s de vinagre de Jerez, 1 c/c aprox. de sal.


Guarnición

½ melocotón, 1 loncha de cecina, unas hojas de hierbabuena fresca, aceite de oliva virgen extra.

Elaboración


La almendra para hacer el ajoblanco puede ser entera, picada o molida, pero quedará más sabroso con la primera, puedes elegir la variedad que prefieras, nosotros utilizamos Marcona.


Pela los dientes de ajo, pela los melocotones y retírales el hueso, y prepara el pan, puedes remojarlo en un poco de agua o con el vinagre.


En el vaso de la Thermomix o del robot que utilices para triturar y obtener un ajoblanco bien fino, incorpora la almendra, el ajo, el melocotón, el pan, el agua, el aceite de oliva virgen extra y el vinagre. Añade también sal al gusto. Tritura a velocidad progresiva 5-7-9 durante cuatro minutos.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.