El Festival de Cine volvió a recordar la figura de la actriz Amparo Pacheco

|


071218 sol festival 1


El Festival de Cine y Vino ‘Ciudad de La Solana’ volvió a homenajear a la actriz solanera Amparo Pacheco en el primer aniversario de su muerte. Su hijo, el actor Manolo Cal, y su nieta Arancha Salamanca agradecieron el cariño tributado por el pueblo natal de la artista y donde descansan sus cenizas.

El acto tuvo una doble dedicatoria, según explicó el director del festival solanero Paco Romero. Por un lado, se recordó la figura y trayectoria de la actriz local Amparo Pacheco que falleció hace más de un año a la edad de 92. Por otro lado, se quiso dar visibilidad al trabajo que hacen las mujeres en el cine, proyectando una sesión de cortometrajes que tocasen el tema de la mujer o que fueran dirigidos por ellas.

Una de las jóvenes cineastas que se dieron cita fue Arancha Salamanca, nieta de la desaparecida Amparo Pacheco. Agradeció el cariño mostrado por los solaneros hacia su abuela y recordó los duros momentos que vivió hace un año cuando vino a depositar sus restos en la localidad. Reconoció que esta vez acudía de forma distinta al festival porque también presentaba su cortometraje titulado “El día que mi abuela conoció a Bruce Willis”, una cinta basada en un hecho real y uno de los últimos trabajos realizados con Amparo.

Le sesión arrancó con el vídeo elaborado por la propia Arancha Salamanca que narraba la historia de su abuela como actriz de teatro ambulante por toda España junto con su marido Manolo. El vídeo también explica cómo le llega la popularidad a los ochenta años cuando José Luís Moreno le hizo un casting que le derivó a salir en diferentes series españolas de gran éxito. Su incursión en “Cuéntame”, le permitió trabajar varias temporadas con su hijo Manolo Cal.

El conocido actor, que da vida a ‘Ramón’ en la longeva serie de Televisión Española desde hace diecinueve años, también estuvo en el homenaje a su madre. Se mostró muy agradecido y reconoció que Amparo Pacheco “fue rebelde durante toda su vida. Una auténtica Quijote que se le peleaba con los molinos, si fuera necesario, cuando llevaba la razón”. El alcalde Luís Díaz-Cacho, que estuvo en todo momento con el intérprete, también tuvo palabras para su madre indicando que “fue una persona adelantada a su tiempo y siempre estará con nosotros porque sus cenizas descansan en La Solana”.

Tras la proyección del video sobre Amparo Pacheco, comenzó la sección de cortometrajes dirigidos por mujeres. Además de Arancha Salamanca, estuvo presente Meritxella A. Valls con su trabajo titulado ‘El aleteo del colibrí’. La cinta habla de cómo son las discusiones con la gente que queremos, de si nos dejamos llevar por sentimientos y del poder del orgullo, según indicó a la prensa local. La realizadora aplaudió este gesto del festival hacia las mujeres. Indicó que se les sigue mirando de forma diferente que a los hombres, y que aunque se están dando grandes pasos, todavía queda mucho por hacer. Ella misma reconoció que está envuelta en un negocio de hombres, recalcando que hay muchas mujeres que tienen mucho que contar y que van a surgir con mucha fuerza.