IU solicita el apoyo y mediación del Pleno Municipal ante el conflicto planteado por los trabajadores/as del Grupo Vall Companys y que, en Valdepeñas, afecta a Frimancha

|


5 11 GS IU


El Grupo Municipal de Izquierda Unida–Ganemos ha presentado un ruego escrito mediante el cual solicitan el apoyo y mediación del Pleno Municipal para hacer efectivo el dictamen de la Inspección de Trabajo a nivel estatal y de la Tesorería General de la Seguridad Social para que las y los trabajadores formen parte de pleno derecho de la plantilla de Frimancha.


Según ha expresado su portavoz municipal, Gregorio Sánchez, el origen del conflicto viene dado por la decisión de la Dirección Empresarial del Grupo Valls Companys, de externalizar toda o parte de su actividad principal en el proceso productivo de la actividad cárnica. Todo ello, a través de un entramado de contratas y subcontratas las cuales no disponen de autonomía técnica para la realización de dichos servicios. Con el único objetivo de aumentar los beneficios empresariales mediante la precarización de las condiciones laborales.


La utilización de los falsos autónomos es una práctica que se ha venido utilizando desde hace muchos años por GVC y en las pasadas fechas, la Tesorería General de la Seguridad Social ha levando alta de oficio a los falsos autónomos/as de Servicarne en las empresas del Grupo, a raíz de la actuación de la Inspección de Trabajo.


Con datos publicados por CCOO se estima que con esta práctica empresarial el posible fraude puede ascender a 11 millones de euros anuales. Dinero que el Grupo debería destinar para pagar la Seguridad Social de la gente, y con ello, una cobertura digna de prestaciones sociales en caso de baja por enfermedad, accidente, incapacidad, pensiones, etc…


Y en el caso de Valdepeñas se estima que las prestaciones de seguridad social que han podido percibir estas trabajadoras y trabajadores han rondado el 40% menos de lo que realmente deberían haber percibido, que sumado a la obligatoriedad de seguir pagando el autónomo para poder cobrar la prestaciones de incapacidad temporal mermaba considerablemente sus ingresos mensuales, y todo ello sumado a que en caso de ser "expulsados" de la cooperativa no tenían derecho a prestación por desempleo.


Además, para el Grupo Municipal de Izquierda Unida Ganemos, el Grupo Valls Companys con este modelo compite deslealmente con las empresas que sí cumplen, teniendo a las personas trabajadoras en sus plantillas mediante el Régimen General de la Seguridad Social.