​Federico Lucendo: "11 Ánforas nos permite poder presentar nuestros vinos de una forma muy especial"

|



LUCENDO ANFORAS


Abrieron sus puertas hace varios años en la Avenida Gregorio Prieto con el establecimiento 11 Ánforas aunque Federico Lucendo forma parte de la cuarta generación de una conocida familia de enólogos que elaboran sus propios vinos bajo Selección Lucendo. Todos esos vinos los podemos encontrar en este establecimiento en Valdepeñas, donde también hacen catas en la cueva centenaria en la que encontramos 11 ánforas que tienen 300 años. Con él hablamos de todo eso y también de cómo ha sido la última campaña de vendimia.



¿Cómo surge 11 Ánforas?


Surge porque principalmente nosotros siempre nos hemos dedicado a elaborar vino. Estábamos buscando en Valdepeñas un lugar que tuviese tinajas de barro muy antiguas pero con el objeto de poder vinificar vinos porque nosotros estamos dedicados a la elaboración de vinos ecológicos y naturales y desde hace cuatro o cinco años estamos elaborando vinos en ánforas. Buscando ese tipo de tinajas, de casualidad nos dijeron que había en la Avenida Gregorio Prieto una cueva con tinajas muy antiguas, y ahí surge lo demás. Al final la idea es criar vinos en esas 11 ánforas que tenemos en la cueva, que tienen más de 300 años, y se aprovechó la parte de arriba para mostrar de forma más personal todos nuestros vinos. Porque una de las particularidades que tiene 11 Ánforas es que todos los vinos que hay, unas 140 referencias, los elaboramos nosotros.


¿Qué balance puedes hacer desde que abrísteis hasta ahora?


Súper positivo. Estamos muy contentos por la posibilidad de poder presentar los vinos de una forma tan directa y más personal. Hemos aumentado muchos clientes y estamos dando a conocer nuestros vinos de una forma muy interesante.


¿Qué servicios ofrecéis?


Una de las características principales es que todos los vinos se pueden degustar antes de comprarlos, que es algo importantísimo. Aparte de eso, ofrecemos catas personalizadas para grupos, que también van acompañadas por aperitivos de productos de la zona, hacemos maridajes, y la verdad es que pasamos un rato de entretenimiento enoturístico interesante.


Como enólogo, ¿qué ingredientes tiene que tener un buen vino?


Desde un punto de vista técnico, lo que más nos gusta diferenciar a un vino de calidad es aquel que desde el primer momento en el que está elaborado, el vino se puede beber, está rico, y va pasando el tiempo y el vino cada vez está mejor y nos gusta más. Ése sería el vino de máxima calidad desde un punto de vista muy técnico y es lo que intentamos siempre hacer, vinos que desde el primer momento sean súper ricos y estén cada vez mejor conforme pasa el tiempo.


¿Cuál es tu vino preferido de todos los que has elaborado?


Cada uno tiene su parte importante para mí. Pero desde ese punto de vista tan técnico, la cuarta generación de enólogos de mi familia con esa técnica, me gusta mucho César Lucendo por ese motivo porque es un vino donde marca mucho la madurez, donde marca mucho un tanino de tanta calidad que lo hace que sea súper bebible. Tiene una durabilidad impresionante y es lo que más me llama la atención de un vino, que después de tanto tiempo el vino esté increíble para beber.


¿Cómo ha sido esta campaña de vendimia y qué vinos han salido?


Llevo elaborando vinos desde 1998 y no tengo ninguna duda de que ésta ha sido la mejor campaña en cuanto a calidad. Ha habido un verano fresco, lluvia en primavera, y sobre todo nosotros que contamos con viñedos muy viejos y de baja producción, con un viñedo que también llevaba unos años arrastrando unas crisis impresionantes de sequía y de altas temperaturas, y este año ha sido justo todo lo contrario. Tenemos poca producción pero la planta ha podido madurar el fruto de una forma más lenta, ha tenido una concentración de taninos muy importante, y acabamos de terminar de vendimiar tintos, con lo que ha sido el año que más hemos podido prolongar el fruto en la cepa y eso para la línea de vinos que hacemos nosotros es muy importante.


¿Qué vinos vais a proponer para la Feria de la Tapa?


Por un lado tenemos Dédalo, que es nuestro vino espumoso elaborado bajo el método ancestral, y vamos a poner también Marta Cibelina y nuestro Linze para los distintos establecimientos que participan.


¿Qué actividades habéis programado para el Día del Enoturismo?


En 11 Ánforas habrá una jornada de puertas abiertas para todos los que quieran conocer la cueva y degustar algunos de nuestros vinos. También a través del Ayuntamiento vamos a hacer en el Museo del Vino una cata de vinos en el tiempo donde vamos a intentar simular los vinos que se hacían hace 300 ó 400 años hasta hoy mismo, e incluso vamos a intentar presentar un vino del futuro. Será muy interesante.


¿Tenéis también ahora a la venta unos barriles de vermouth en 11 Ánforas?


Sí, el mundo de la tonelería lo conocemos mucho por el tipo de vinos que elaboramos y hemos decidido traer una selección de barricas pequeños de 4, 8 y 16 litros y los estamos ofreciendo con vermouth. Además, también los tendremos con algún vino oloroso y alguno otro más especial para que la gente pueda ver la evolución de estos productos del mundo del vino.