El PSOE de Ciudad Real recuerda a los ciudadanos de la provincia que pueden solicitar las ayudas al alquiler y a la rehabilitación de vivienda

|


250918 rg psoe


El diputado regional del PSOE, Fausto Marín, ha hecho un llamamiento a los ciudadanos de la provincia de Ciudad Real para que soliciten las líneas de ayuda que el Gobierno de Castilla-La Mancha tiene abiertas hasta el próximo 8 de octubre tanto para el alquiler de la vivienda habitual como para la rehabilitación.

Marín ha explicado que el “afán” del Ejecutivo regional que preside Emiliano García-Page es ampliar los beneficiarios de este tipo de políticas y facilitar el acceso a una “vivienda digna” al máximo número de personas, y ello pasa por subvencionar parte de la renta que tienen que abonar los inquilinos, incluidos los gastos de comunidad.

El parlamentario regional del PSOE ha recordado que estas ayudas se enmarcan en el conjunto de medidas puestas en marcha por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha con el objeto de evitar situaciones de dificultad en el acceso o riesgo de pérdida de la vivienda habitual. En este sentido, “se han planteado con el fin de que puedan llegar a las personas que verdaderamente lo necesiten siempre que reúnan además todas las demás condiciones”.

Unos requisitos que pasan por ser titular de un contrato de arrendamiento; que la vivienda arrendada sea domicilio habitual y permanente; tener domicilio fiscal en Castilla-La Mancha y que los Ingresos de las unidades de convivencia se encuentren dentro de los límites mínimo y máximos que determinen sus circunstancias.

A partir de aquí se establecen tres programas de ayudas para otros tantos tipos de beneficiarios, como son un programa general dirigido a personas de 35 años en adelante con determinados ingresos económicos; un programa de ayuda a los jóvenes para mayores de edad que no hayan cumplido los 35 años; y programa de asociaciones, entidades del tercer sector y fundaciones que destinen viviendas arrendadas a alojar a personas con especiales necesidades y sean colectivos de atención preferente.

Conviene aclarar que tendrán prioridad las familias monoparentales; personas que han sufrido una ejecución hipotecaria previa de su vivienda habitual o que hayan dado su vivienda en pago de deuda, víctimas de violencia de género, unidades familiares que asuman la tutela de un menor huérfano por violencia de género, unidades familiares afectadas por situaciones catastróficas, unidades familiares con alguna persona con discapacidad, unidades de convivencia con todos sus miembros en paro y que hayan agotado las prestaciones por desempleo, mujeres en situación de necesidad o en riesgo de exclusión, sobre todo cuando tengan menores a su cargo, personas sin hogar y familias numerosas.

Cabe decir que en lo que llevamos de legislatura, “el Gobierno de García-Page ha concedido más de 11.000 ayudas al alquiler con una inversión de 16,3 millones de euros frente a las exiguas 3.000 ayudas e inversión de 8,6 millones en la legislatura anterior”.

Apuesta por la rehabilitación

Marín se ha referido también a las ayudas a la rehabilitación de vivienda “como forma de mejorar el parque de viviendas de la región, además de contribuir a la aumentar la calidad de vida de las personas que las habitan e impulsar al mismo tiempo el sector de la construcción”.

Se trata de ayudas que concede la administración regional por un importe superior a los 12,5 millones de euros para renovar, mejorar la eficiencia energética, conseguir una reducción de demanda y un abaratamiento de la factura energética e implantar la accesibilidad universal en las viviendas y en el acceso a las mismas.

Unas ayudas que para viviendas con carácter general pueden ser del 40% de la inversión, hasta un máximo de 12.000 euros; y edificios con carácter general 40% de la inversión hasta un máximo hasta 8.000 euros por vivienda u 80 euros por metro cuadrado de local.

Tal y como la explicado el diputado socialista, las ayudas a la rehabilitación se orientan de manera especial a colectivos de atención preferente y a los jóvenes menores de 35 años, a las personas mayores de 65 años, incrementándose las cuantías de las ayudas en poblaciones de hasta 5.000 habitantes, intentando con ello evitar la despoblación de núcleos rurales.

Hasta un 25% más de ayuda para menores de 35 años

Como novedad, los jóvenes menores de 35 años pueden beneficiarse de una ayuda hasta un 25% más alta si residen en un municipio con menos de 5.000 habitantes. “Con esta medida mostramos sensibilidad por un grupo de edad que está comenzando a formar su proyecto de vida”, ha apuntado Marín.

Al igual que en el caso anterior del alquiler, las ayudas económicas de esta convocatoria de rehabilitación se encuadran en dos programas diferentes: de mejora de la eficiencia energética y sostenibilidad de viviendas y de fomento de la conservación, de la mejora de la seguridad de utilización y de la accesibilidad en viviendas. Y en cada uno de estos programas se distinguen tres líneas: viviendas unifamiliares, viviendas ubicadas en edificios de tipología residencial colectiva y zonas comunes de edificios de tipología residencial colectiva.

En todos estos casos se podrán subvencionar la inversión del coste de proyectos, la dirección de obra, la gestión de residuos, certificados, honorarios de profesionales, coste de informes técnicos, seguridad y salud, informe de evaluación de edificio y gastos de tramitación, gestión y otros.

Marín ha finalizado su intervención informando a los ciudadanos que para facilitar información y asesoramiento a todas las personas interesas, pueden hacerlo a través del servicio de cita previa en el teléfono 926 276 740 de la Delegación Provincial de Fomento de Ciudad Real ubicada en la calle Alarcos.