Fernández asegura que “las primarias nacionales del PP sirvieron para evidenciar que eran cuatro afiliados y estas para dar a conocer todos/as los que han dado la espalda a Rosa Romero”

|


100918 cr psoe


La vicesecretaria general del PSOE en la provincia de Ciudad Real, Blanca Fernández, ha manifestado que la carrera por la sucesión de Dolores de Cospedal al frente del PP de Castilla-La Mancha ha demostrado que la ex alcaldesa de Ciudad Real “Rosa Romero no es la ‘lideresa’ ha quedado sin apoyos y los supuestos suyos no han esperado ni dos días para traicionarla públicamente apoyando al otro candidato”.

Fernández basa esta conclusión tras comprobar que “todos aquellos que la vitoreaban y aplaudían y que estaban con ella como concejales y concejalas o que incluso eran miembros de su Junta Directiva mientras era presidenta del Partido Popular a nivel provincial, prácticamente la han abandonado”.

La también portavoz del Grupo Socialista en las Cortes de Castilla-La Mancha ha ido más allá al hablar de “traición” de estos dirigentes del PP ciudadrealeño para apoyar al albaceteño Francisco Núñez, el primero en anunciar sus intenciones para heredar el cargo de Cospedal.

Se refiere Fernández a dirigentes como la diputada regional y concejala en el Ayuntamiento de Ciudad Real, Lola Merino; el alcalde de Bolaños de Calatrava, Miguel Ángel Valverde o el propio presidente provincial de los ‘populares’, Francisco Cañizares, quien retuiteó un mensaje de Valverde de apoyo a Núñez. Y junto a ellos se ha podido ver en el encuentro mantenido en Ciudad Real por el candidato Francisco Núñez a la diputada nacional Carmen Quintanilla; el senador Carlos Cotillas; los diputados regionales Antonio Lucas-Torres y Cortes Valentín; o a los alcaldes de Membrilla, Manuel Borja; de Pozuelo de Calatrava, Julián Triguero; de Villarrubia de los Ojos, Encarnación Medina; de Torralba de Calatrava, María Antonia Álvaro.

En este sentido, Blanca Fernández ha señalado que “está claro que de los vítores y los aplausos a la traición han pasado poco más de cinco minutos y solo decir que el liderazgo de Rosa Romero para ser futura presidenta del Partido Popular de Castilla-La Mancha está muerto antes de nacer”. Realmente la reflexión que dijo la Sra. Romero que haría durante estos días ha terminado abruptamente.

Dicho esto, Fernández ha concluido dando la bienvenida al Partido Popular al proceso de primarias para elegir a sus representantes porque “es un proceso de democracia interna”, si bien en el caso de esta formación “ha demostrado que tienen muchos militantes menos de los que decía, que son cuatro”.