El Gobierno regional promueve el uso de las energías renovables y apuesta por la eficiencia energética en los edificios de la administración

|


230818 rg junta 1


El Gobierno de Castilla-La Mancha da ejemplo de su compromiso con el medio ambiente adoptando un modelo sostenible y renovable desde el punto de vista energético, fomentando, a través del Plan de Sostenibilidad, el uso de las energías limpias, la eficiencia energética y la movilidad sostenible.


Así lo ha puesto de manifiesto el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, durante su visita hoy a la sede de la empresa pública de Gestión Ambiental (GEACAM) en el barrio de Santa María de Benquerencia de Toledo.

En la cubierta de este inmueble se está terminando de instalar una planta fotovoltaica de generación eléctrica para autoconsumo, la segunda en edificios públicos de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, tras la de la sede central de la empresa pública en Cuenca.

Martínez Arroyo ha precisado que, no será el último, ya que desde el Gobierno regional se está trabajando para que “haya más edificios de la Administración pública que dispongan de placas” y donde se apueste por este “modelo sostenible”.

Según ha explicado, esta instalación suministrará energía suficiente a este edificio, donde con una inversión de cerca de 50.000 euros, se ahorrarán 8.000 euros anuales en la factura eléctrica. Su puesta en marcha supondrá, además, un ahorro de emisiones de CO2 emitidas a la atmósfera de 30 toneladas al año, 750 toneladas menos de emisiones en un periodo de 25 años.

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural ha incidido en que esta planta tiene una vida útil “de 25 a 30 años”, con lo cual las instalaciones se “amortizan y hace el modelo absolutamente rentable desde punto de vista económico”.

Apuesta por la energía fotovoltaica y el biocombustible

Martínez Arroyo ha indicado que estas actuaciones se engloban dentro del Plan de Sostenibilidad del Gobierno que preside Emiliano García-Page, que se apoya en tres ejes fundamentales, de eficiencia energética con ahorro en los consumos; de instauración de un modelo de energías renovables más limpias; y de apuesta por la movilidad sostenible, renovando vehículos menos contaminantes en la flota.

Las intervenciones en las sedes de GEACAM en Cuenca y Toledo son dos ejemplos de las actuaciones a favor del medio ambiente y la apuesta regional por un modelo energético sostenible y limpio que seguirá materializándose en los edificios públicos de la Administración castellano-manchega a través de plantas fotovoltaicas o el uso de biocombustibles.

Así, en las oficinas comarcales agrarias (OCA) de Jadraque y Cogolludo, en la provincia de Guadalajara, ya se han sustituido las calderas de gasoil por otras de astillas, para que a partir de este invierno se reduzcan las emisiones de CO2 en la atmósfera y el gasto en la factura energética de los inmuebles mes a mes.

Asimismo, habrá acciones en otras instalaciones como el Centro de Investigación Apícola y Agroambiental de Marchamalo, en Guadalajara o la propia sede de la dirección provincial de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural en Cuenca, a través de la biomasa.

Coches con menos emisiones y comprometidos con el medio ambiente

Como complemento a la instalación fotovoltaica en la sede de esta empresa pública en Toledo, se va a instalar en próximas semanas un punto doble de recarga para vehículos eléctricos, con una potencia de 7,3 KW que servirá para la recarga de dos vehículos totalmente eléctricos que se incorporarán, en breve, a la flota de GEACAM en Toledo una vez terminada la instalación, como ya ha sucedido en Cuenca.

Martínez Arroyo ha destacado esta apuesta que se hace desde la empresa pública de Gestión Ambiental que ha comenzado a sustituir de esta forma el parque de vehículos convencionales alimentados por combustibles fósiles por los eléctricos, lo que supondrá un ahorro de emisiones de CO2 de seis toneladas anuales.

Tras conocer el trabajo realizado, el responsable de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural en Castilla-La Mancha, acompañado por el viceconsejero de Medio Ambiente, Agapito Portillo; el director general de Coordinación y Planificación, Eusebio Robles; el gerente de GEACAM, Darío Dolz y el director provincial de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural en Toledo, José Luis Rojo, ha saludado a los trabajadores del centro toledano.