Compañías eléctricas y bancos, sectores con más reclamaciones en la OMIC, también en verano

|


230818 sol omic


Temas relacionados con las vacaciones como viajes, estancia en hoteles, uso de piscina, así como recomendaciones sobre el calor y como combatirlo, son algunos de los asuntos relacionados con la campaña de información de verano de la OMIC, unas campañas que fundamentalmente se llevan a cabo en los medios de comunicación locales y en las propias oficinas.

El técnico de consumo de la OMIC en La Solana, Antonio García-Catalán, asegura que no hay mucha variación de consultas en lo que a invierno o verano se refiere, pues básicamente el grueso de consultas sobre luz, telefonía o entidades bancarias, se mantiene en ambas estaciones, “aunque hay algún repunte o algo más puntual en temas relacionados con vacaciones en ésta época”. Además, según añade García-Catalán, el mes de septiembre es propenso a realizar ese tipo de reclamaciones o consultas vacacionales, “una vez se ha disfrutado de las vacaciones y haya podido haber algún problema”.

Este año sí que se han tramitado algunas reclamaciones relacionadas con las huelgas de las líneas aéreas o bonos de hoteles que se venden por adelantado por mayoristas de viajes, “aunque cabe la posibilidad que el mes que viene cuando acaben casi todas las vacaciones, tengamos más tipos de reclamaciones”, indica el técnico.

Los sectores que más quejas acumulan anualmente suele ser el de compañías eléctricas y bancario. En el primero de los casos, sobre todo por cuestiones relacionadas con el bono social y el cambio de condiciones; en el segundo por temas hipotecarios. Le siguen en consultas y reclamaciones asuntos como la telefonía o la vivienda.

Destacar que a nivel local, en el apartado vacacional en establecimientos hoteleros, de turismo, bares o restaurantes “nunca se han tenido reclamaciones”, algo que se valora muy positivamente pues equivale a que en La Solana se está dando un buen servicio y de calidad. La ciudadanía cada vez se preocupa más de que se tenga un buen servicio “y cuando perciben que se ha vulnerado algún derecho, la reclamación se hace”, añade Antonio García-Catalán, que recuerda que la OMIC está abierta para que todo aquel que así lo crea conveniente pueda informarse de cualquier asunto de su competencia.

La OMIC es una oficina municipal de información al consumidor, “y la base fundamental es informar a todo el mundo”, otra cuestión son las reclamaciones pues hay que distinguir si la persona en cuestión es o no consumidora, entendiendo por persona consumidora cuando ha comprado un producto o servicio para su uso particular, mientras que si es para incorporarlo a un proceso de producción en empresa “no sería consumidor, y así lo indica la ley”, no teniendo en este caso la oficina competencias para tramitar la reclamación, “aunque lógicamente esa persona tiene sus derechos”, pero en este caso concreto no se podría hacer a través de la oficina, “aunque sí toda la información necesaria de la que se disponga en la OMIC”, dice el técnico.

De igual manera se recuerda que, la OMIC es una oficina municipal financiada con el presupuesto municipal y trabajadores del Ayuntamiento de La Solana, “por lo cual es un servicio para este municipio”, aunque si llegan personas de otras localidades se podrá dar información pero no se puede tramitar una reclamación, teniendo que dirigirse a la OMIC de su localidad o bien a los servicios provinciales.