​Sidecars: “Nuestros conciertos son una explosión de energía”

|


SIDECARS


Hace diez años que publicaron su primer trabajo discográfico y desde entonces no han parado de crecer como artistas y de consolidarse en el panorama musical nacional. Juancho (voz, guitarra solista), Gerbas (bajo) y Ruly (batería) son Sidecars, un grupo del madrileño barrio de Alameda de Osuna que el próximo 30 de agosto estarán en las Fiestas del Vino de Valdepeñas presentando su último trabajo discográfico, ‘Cuestión de gravedad’, y haciendo un repaso por sus mejores éxitos. Con ellos hablamos en esta entrevista.


¿Qué tal está yendo la gira que estáis haciendo este verano?


Gira fue durante los primeros seis meses del año y ahora estamos a tope entre festivales, fiestas de pueblos y eventos veraniegos sin parar. Estamos de un lado a otro con tres o cuatro conciertos por semana, así que muy felices, la verdad.


¿Cómo son vuestros conciertos?


Nuestros conciertos son una explosión de energía y de toda la ilusión y emoción que podemos poner entre todos los componentes de la banda. Cada vez parece que estamos más en forma y tenemos un directo más espectacular. Ahora mismo estamos en un momento muy dulce en el que nos está encantando llegar a las distintas provincias de España.


¿Qué podremos ver en Valdepeñas?


En Valdepeñas se podrá ver un show como los que estamos haciendo en las fiestas de los pueblos, que es nuestro show casi completo, algún tema menos que en las salas, siempre hay que guardar lo mejor para las salas que al fin y al cabo es donde mejor nos sentimos pero vamos a hacer un show de hora y media con todos los éxitos que tenemos y esperemos que todo el mundo cante con nosotros como está pasando hasta ahora y sea una fiesta increíble.


¿Cómo es vuestro último trabajo discográfico, ‘Cuestión de gravedad’?


Es el disco que siempre quisimos grabar. Lo hemos grabado recluidos en un estudio que está en medio del campo, en Tarragona, se llama ‘Casa Morada’ y es espectacular. Estamos con todas nuestras energías puestas en la grabación del disco, conviviendo y creemos que ésta es una forma de poder crear el disco de tus sueños y así ha sido. Es un disco completo, con las canciones más maduras que hemos hecho hasta el momento y los textos más fuertes.


Han pasado ya diez años desde vuestro debut discográfico. ¿Cómo ha evolucionado el grupo desde entonces?


Ha evolucionado naturalmente. Cuando sacamos el primer disco éramos unos adolescentes de 18 ó 19 años, queriendo hacer las cosas rápidas, y con el tiempo hemos bajado revoluciones, hemos aprendido a tocar un poco mejor y hemos escuchado mucha música americana e inglesa y creo que hemos aprendido mucho. Y eso se refleja en el disco.


¿Cuál sería entonces el balance de estos años?


Muy positivo. Empezamos en esto siendo muy novatos, mirando a ver qué pasaba, siempre te llevas muchas desilusiones, es difícil vivir del mundo de la música, pero fuimos creciendo poco a poco en aforos, llenando, metiendo gente de diez en diez, cada vez que volvíamos había diez personas más y parece que ahora hemos conseguido tener un número de seguidores más grande del que nunca nos pudimos imaginar, pudiendo llenar esta primavera cuatro Rivieras en Madrid, que era algo absolutamente impensable.


Para el año que viene estáis preparando una gira en teatros, ¿qué expectativas tenéis?


Creemos que ‘Cuestión de gravedad’ es el disco de nuestros sueños y pensamos que los teatros son la mejor manera de escuchar la música sin distracciones ni nada y creíamos que era muy necesario que ‘Cuestión de gravedad’ se hiciese también con el traje de teatro. Es más elegante y todo está hecho con mucho más mimo y la gente no se pierde ningún detalle. Al final es como ver una película en tu casa o en el cine. En el cine no hablas y estás completamente a la película y pasa como en nuestros conciertos en los teatros. Lo disfrutas y te metes más dentro que nunca.


¿Por qué tiene que ir la gente a ver Sidecars en Valdepeñas?


Va a ser un evento muy bonito, el grupo está más en forma que nunca, creemos que vamos a pasar una noche muy emocionante con todos por allí. Pasamos hace poco cerca, por Cózar, vimos Valdepeñas y desde luego que se nos afilaron los dientes y vamos con muchas ganas.