​Francisco Fernández: “Todo lo que he hecho ha sido al servicio del pueblo de Valdepeñas”

|


FRANCISCO FERNANDEZ


Francisco Fernández, natural de Valdepeñas, lleva 30 años rescatando pasajes de nuestra historia y ligado a la cultura de la localidad, bien escribiendo obras de teatro, bien colaborando en la organización de exposiciones u organizando desfiles y otras actividades benéficas. Una trayectoria impecable, por amor al arte, que ahora el pueblo de Valdepeñas se la reconoce haciéndole entrega de la Medalla al Servicio Desinteresado a la Comunidad durante el acto institucional de las próximas Fiestas del Vino. De toda la labor que atesora a sus espaldas hablamos con él en esta entrevista.


¿Cómo recibiste la noticia de que te iban a conceder esta medalla?


Con sorpresa porque no sabía nada. Estoy muy agradecido porque son más de 30 años de actividades y colaboraciones.


¿Qué significa para ti?


Para mí ha sido un estímulo, una manera de haberme dicho ‘Gracias pero sigue’. Y seguiré, no con la misma actividad que he venido teniendo hasta ahora por la situación que tengo con mi madre pero los proyectos solidarios no queremos dejarlos, queremos seguir con ellos, y también con cualquier colaboración que pueda ir surgiendo. Pero este reconocimiento me hace ilusión y me gratifica por dentro.


¿A quién se la vas a dedicar?


Se lo voy a dedicar principalmente a mi madre porque lleva un tiempo que ha recaído y está mal. Y también la quiero dedicar a todas esas personas que han colaborado conmigo y que han formado parte de todos estos proyectos, gente que está y gente que no está.


¿Cómo surgió en ti esa afición por la historia de Valdepeñas?


Surgió con 14 años, a muy temprana edad. Un amigo mío estaba al cuidado de María Vasco y muchas tardes nos íbamos allí con ella y nos hablaba de lo que hacía su padre, de las cosas de sus escritos y me fui aficionando y empecé a escribir y recopilar. Antes de los 20 años ya tenía muchos artículos hechos para el único periódico que había a nivel local, que fue Canfali, actual Jaraíz. Empecé con unos artículos de las casas de Valdepeñas, de las calles, lo más emblemático, y de ahí pasé al mundo cultural. En los años 80 empieza la inmersión cultural con la primera exposición que fue una apuesta muy buena porque Esteban López Vega confió en mí y en Javier Pérez Avilés para que fuéramos a Madrid al Ministerio de la Guerra, al antiguo Museo del Ejército, para traernos cosas para una exposición que se hizo con motivo del tercer centenario del nacimiento de Chaleco en el 1987. Se hizo en el Museo Municipal, donde arrancan mis colaboraciones con Cultura, al mismo tiempo que en la antigua Casa de Cultura también con exposiciones, donde coincido con Raúl Carbonell organizando exposiciones. En este tema de Cultura he colaborado con todos los alcaldes que ha habido en Valdepeñas, con Esteban López Vega, con Salvador Galán, con Victoriano González de la Aleja y con Rafael Martínez de Carnero, que fue quien me llamó para formar parte del comité asesor del 6 de junio, al que también pertenecía Manuel López, actual concejal de Cultura y Festejos. Cuando ese comité se disolvió formé junto a Antonio León la Asociación Histórico Cultural 6 de Junio de 1808.


En los años 90 empiezo con los teatros solidarios. Se han hecho 20 proyectos solidarios con el grupo Mascaritas y con el grupo de teatro Solidario. De ellos, 16 son para ONG’s y el resto han sido para hermandades y cofradías. Hay también otro proyecto para los Trinitarios, las Agustinas y las Salesianas, así que hemos colaborado en todos los campos. Y en otra rama de los proyectos solidarios están los desfiles benéficos. Se hicieron 14 desfiles. El primero se hizo en el Casino La Confianza con Carmen Ruiz, también conocida como Carmen Poyatos, y fue de la firma que ella trajo a Valdepeñas, Victorio y Lucchino. Se hicieron contra el SIDA, contra el cáncer, a beneficio de AFA, AFAD y Minusval.


Además, en la época de Mascaritas se hizo un concurso nacional de drag queen que tuvo cinco ediciones en Valdepeñas y por distintos motivos burocráticos se dejó de hacer. Teníamos un baile en el que obligábamos a la gente a que se disfrazara para potenciar el disfraz en Carnaval, para que no decayera. Hasta una tercera o cuarta edición no fue cuando vimos lleno el local de gente disfrazada y lo logramos. Pero fue una pena porque no nos apoyaron desde las instituciones.

Pero ahora ya no veo que el Carnaval en Valdepeñas tenga mucho futuro después de que fue la fiesta principal de Valdepeñas desde muy antiguo. Podemos decir que el éxito del Carnaval es en los principios del siglo XX, con lo cual aquí el Carnaval movía a familias enteras.


Aparte tengo que añadir todas las exposiciones temáticas. He asesorado y dirigido 14 para los Trinitarios, la María de los Sagrarios, la de Jesús Nazareno en su tercer centenario, una de la Virgen de Consolación, otra para la Hermandad de Jesús Caído…


Luego también he dado seis pregones. Para mí uno de los más significativos fue en Conil de la Frontera para la Virgen del Carmen. También he ofrecido seis ponencias en el Instituto Curianense de Investigaciones Históricas en El Escorial, con los simposios de septiembre entre los que figura el del Cristo de Burgos. Por ese proyecto el Ayuntamiento pudo rehabilitar y rescatar la capilla porque se desconocían todas las pinturas, frescos y hornacinas que había allí.


También tengo que destacar mi colaboración con la Pasión Viviente, que son ya seis ediciones, y con las Escenas del 6 de Junio, que van tres ediciones. Además, hemos hecho teatros de calle por la Noche de los Museos, la descomposición en figuras del trampantojo de La Confianza en la calle. Y hay más proyectos por delante.


Todo lo que he hecho ha sido al servicio del pueblo y en eso estamos. Seguimos trabajando por Valdepeñas.


¿Y de dónde sacas tiempo para hacer tantas cosas?


Anteriormente no estaba tan dedicado a mi madre porque era más autosuficiente. Pero ahora ya tengo menos tiempo. En ratos que tengo por las tardes, como siempre tengo que tener entre manos alguna actividad cultural, quiero actualizar un guión que hicimos hace muchos años sobre la Semblanza Rociera. Lo quiero cambiar y darle otro enfoque. Aquello se hizo para ayudar en el tratamiento de un niño de Torrenueva que está bastante recuperado. Se hizo en Valdepeñas para la Media Maratón y se hizo allí en Torrenueva.


Y, por otro lado, acabo de recibir la certificación del registro de mis obras. Las he registrado todas. Entre ellas está la del Prendimiento, que recuperé gracias a un grupo de hombres mayores que formaban parte de la Guardia Romana y que en esta última Semana Santa se ha recuperado en la Plaza de España.


¿Cuántas obras has registrado?


Son cuatro obras de teatro. Tenemos las de Bernardo de Balbuena: El Obispo Ilustrado, Los Sucesos del 6 de Junio, El Rescate y La Sentencia. Hay una religiosa, otra histórico-religiosa y dos locales. Además, hay un guión de una escena cortesana que no se ha llevado a cabo y El Prendimiento.


De todo lo que has investigado en estos años ¿qué es lo más curioso que te ha llamado la atención?


Aparte de lo del Cristo de Burgos ha habido varias cosas, como la conferencia que di del 6 de Junio, que la hice sobre mi familia. También tengo varios libros publicados, uno sobre San Cristóbal en el cincuentenario de su fundación y otro de Jesús Nazareno Rescatado en su tercer centenario. Y de todo tengo que destacar que Valdepeñas es muy rica en historia y que se debe de investigar porque siempre habrá aportaciones nuevas. Es una página que siempre está abierta.


¿Tienes ahora mismo algún proyecto entre manos?


No, de momento sólo repetiremos la obra en noviembre. Ya de cara al año que viene imagino que volveremos a repetir El Prendimiento.


De todo lo que has hecho estos años ¿sobre qué guardas un recuerdo especial?


Principalmente guardo especial cariño de las obras de teatro. Al principio, no mucho, pero al cabo de los años he ido cogiendo una afición tal que me voy a ir a Almagro a ver obras de clásico. Me gusta el teatro clásico y el ambiente que tiene Almagro. Y otra cosa de lo que tengo muy buenos recuerdos son los desfiles porque nos hemos lanzado a bastante gente, han venido Místers a desfilar con nosotros y las chicas estaban encantadas de estar con gente famosa. A algunos les hicieron ofertas para trabajar como modelos en vallas publicitarias, en pequeños anuncios, han hecho cameos y eso también te satisface porque han estado bajo mi tutela, los he guiado, los he enseñado…


¿Algo más que añadir?


Dar las gracias al Ayuntamiento y a todas las personas que han colaborado conmigo, todos los grupos que han estado conmigo, todas las personas que me han abierto las puertas en cada proyecto y me han dado su mano para colaborar, y sobre todo al pueblo de Valdepeñas que con tanto agrado y con tanto gusto, si hacíamos una cosa nos llenaban, si hacíamos otra nos llenaban,… ese apoyo incondicional es de agradecer en estos momentos.