El Pleno de la Diputación aprueba una inversión de 2'2 millones de euros en pueblos, eatims y aldeas para que la provincia sea la de mayor inclusión digital del país

|


270718 cr dipu


El Pleno de la Diputación de Ciudad Real ha aprobado hoy, durante la sesión que se ha celebrado en el Palacio provincial con carácter ordinario, la instalación de Puntos de Inclusión Digital en todos los núcleos de población de la provincia. Se pondrán en marcha 597 PID en municipios, eatim y pedanías con el objetivo de favorecer el acceso a las nuevas tecnologías, erradicando así el analfabetismo relacionado con las posibilidades que ofrece la era digital y también para que todos los ciudadanos puedan acceder a internet, con el abanico de oportunidades que ello implica para mejorar la vida diaria con independencia del lugar que los beneficiarios han elegido para vivir.

El presidente de la institución provincial, José Manuel Caballero, formalizó el pasado mes de junio una solicitud por valor de más de 1,8 millones de euros, con cargo a los Fondos Europeos de Desarrollo Regional (FEDER) y a la Administración regional, para que el territorio ciudadrealeño sea el mejor conectado a internet de España. Es decir, que la provincia destaque en el contexto nacional como la que más puntos de acceso digital libres y gratuitos pone a disposición de cualquier usuario. Y a esa inversión se sumarán 250.000 euros para la adquisición de mobiliario.

De esta manera se consigue que todos los pueblos, aldeas y eatims dispongan de al menos un punto de inclusión digital, que está compuesto, como mínimo, por tres ordenadores con todos sus periféricos (teclados, ratones, lectores de tarjeta y pantallas con cámaras). Y también incluye una impresora y conexión a wifi.

Serán los ayuntamientos, que habrán de manifestar su interés en la puesta en marcha de los PID que les corresponden, los que concreten el lugar y el espacios físicos donde tienen que ser instalados, que deberán coincidir con zonas de fácil acceso al público, para que el material informático esté a disposición libre y gratuita de todos los vecinos y vecinas.

La convocatoria, formulada en el marco del Proyecto FEDER de Castilla-La Mancha, a la que concurrió la Diputación con un proyecto que fue aprobado, permitirá la instalación de 1.800 ordenadores conectados a internet en el territorio ciudadrealeño. Caballero ha indicado que de las cinco Diputaciones de la comunidad autónoma, cuatro han solicitado el programa de PID porque Guadalajara ha decidido no sumarse a esta iniciativa. Y entre las que sí han realizado las gestiones destaca la de Ciudad Real, que ha demandado 597 puntos de inclusión digital. Le sigue la de Cuenca con 337, Toledo con 209 y Albacete con 88, por lo que el territorio provincial se hace con más del 50 por ciento.

En opinión de Caballero, esta nueva iniciativa que pone en marcha la Diputación favorecerá el uso y la aplicación de las nuevas tecnologías en beneficio de los ciudadanos y de la comunidad. Se evita, de esta manera, la exclusión de aquellos que no han incorporado las nuevas tecnologías a su vida diaria en ámbitos de enorme trascendencia como pueden ser la relación con las administraciones, la búsqueda activa de empleo y la atención sanitaria, entre otros. De ahí su empeño porque jóvenes, adultos y mayores, vivan donde vivan, puedan utilizar los Puntos de Inclusión Digital en espacios públicos.

El proyecto presentado a la convocatoria de expresiones de interés incidirá directamente en los 102 municipios y en sus 76 aldeas y pedanías así como en las tres eatim de la provincia. Y la Diputación gestionará los fondos provenientes de la Unión Europea a los que sumará los 375.000 euros que están incluidos en la modificación de créditos que hoy ha aprobado el Pleno porque se trata de un proyecto cofinanciado.

También se ha dispuesto en la citada modificación una partida que se aplicarán a los preparativos de los actos que tendrán lugar próximamente con motivo del 125 aniversario de la entrada en funcionamiento del Palacio Provincial como sede de la institución provincial, ya que fue en 1893 cuando la Corporación de entonces recibió definitivamente del arquitecto Sebastián Rebollar las obras del inmueble que desde entonces acoge la sede del Gobierno provincial.