Grupos de Tomelloso, Murcia y La Solana en el XXVIII Festival Nacional de Folclore

|


230718 sol folclore


Dos grupos ciudarrealeños y uno murciano participaron en el XXVIII Festival Nacional de Folklore ‘Villa de La Solana’ que acogió la Plaza Mayor. Los conjuntos mostraron lo mejor de sus repertorios de cantes y bailes típicos ataviados con sus variados y coloridos trajes autóctonos.

La Asociación Folklórica ‘El Bombo’ de Tomelloso y el Grupo Folklórico ‘La Morenica’ de Murcia fueron los grupos invitados por la Agrupación Folklórica ‘Rosa del Azafrán’ para esta edición. Los anfitriones también estuvieron acompañados con una pequeña representación de su escuela infantil a través de la actuación de tres parejas de baile.

Una jornada cultural y festiva que sirve para estrechar lazos entre los colectivos participantes y mantener vivas las raíces folklóricas de cada lugar, según recalco la presidenta del grupo organizador, Mari Carmen Lara. Puso en valor este tipo de encuentros y el trabajo que desarrolla cada conjunto para que no se pierdan nuestras tradiciones.

La Agrupación Folklórica ‘Rosa del Azafrán’ movilizó a una treintena de componentes, mientras que los benjamines no pasaron de la media docena. Ambas formaciones interpretaron una selección de sus jotas y bailes típicos, según indicó la presidenta. Lara se quejó de la merma de niños y niñas en el grupo, haciendo un llamamiento para todos aquellos que quieran incorporarse. En los mismos términos, pidió más músicos (guitarras, bandurrias, laudes…) para el grupo principal.

La presidenta agradeció el apoyo logístico del ayuntamiento de La Solana por la cesión de instalaciones para albergar a los conjuntos participantes, proporcionándoles dependencias para cambiarse y para celebrar la cena de hermanamiento. Lara también destacó la colaboración de algunas empresas de la localidad en la celebración del festival.

Los grupos invitados actuaron en La Solana por primera vez y los solaneros devolverán visita a Murcia y Tomelloso respectivamente durante el mes de octubre.

El público que llenaba los veladores de los establecimientos hosteleros de la Plaza Mayor disfrutó mucho con las variadas actuaciones.