Más de 60 niños con diabetes participan en El Cañaveral en un campamento organizado por ADIVAL

|


CAMPAMENTO 1


Un total de 540 jóvenes diabéticos de la región se han beneficiado del dispositivo de monitorización continua de la glucemia, tras la implantación de la medida adoptada por el Gobierno regional. Así lo ha afirmado el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz durante una visita al campamento de verano para jóvenes diabéticos que organiza la Asociación de Personas con Diabetes de Valdepeñas (ADIVAL), donde ha estado acompañado por la directora gerente del SESCAM, Regina Leal, y el alcalde de la localidad, Jesús Martín.


Fernández Sanz ha recordado que desde el 1 de octubre de 2017 el sistema de monitorización continua de glucosa se encuentra dentro de los productos financiados por el sistema público regional, es decir, sin coste para las familias. Además, el objetivo es implantar esta medida también para las mujeres embarazadas y poco a poco ir extendiendo al resto de la población adulta. Fernández Sanz ha destacado que gracias a la monitorización continua de glucosa, “los padres tienen la tranquilidad de saber en cada momento los niveles de glucosa en sangre de sus hijos con sólo poner el medidor junto al sensor que tiene sobre el brazo, sin necesidad de pincharles para sacar sangre o despertarles mientras duermen, tal y como ocurre con los sistemas tradicionales”.


En este sentido, el consejero ha avanzado la intención del Gobierno regionalde seguir trabajando por los enfermos crónicos y los diabéticos. Y es que, el 25% de la población de Castilla-La Mancha tiene alguna patología crónica y, dentro de ese porcentaje, el 13% padece diabetes. Es por ello que Fernández ha recordado que formar a los pacientes con diabetes y a sus familias en el manejo de esta enfermedad crónica es “esencial” y que ello se realiza a través de la Escuela de Salud y Cuidados, un instrumento enmarcado en la humanización de la asistencia sanitaria, que se constituye además como uno de los pilares que sostiene la política regional en la Comunidad Autónoma.


Precisamente el consejero ha comparado con una Escuela de Salud la labor que realiza el campamento de verano organizado por las asociaciones de diabéticos de Valdepeñas y de Toledo y que se desarrolla del 13 al 19 de julio en el albergue El Cañaveral y en el que participan 64 niños con edades comprendidas entre los 8 y los 17 años. Así lo ha explicado el presidente de Adival, Alfonso Muñoz, quien ha indicado que en el campamento se les enseña a los más jóvenes a tratar su enfermedad para normalizarla en el día a día.


Por su parte, el alcalde de Valdepeñas, Jesús Martín, ha destacado la importante inversión de 1 millón de euros que se ha venido haciendo en el último año para recuperar este albergue por parte de la empresa que lo está gestionando, incorporando servicios como instalaciones multiaventura, piscina y tirolina, además de cabañas. "Esto aporta a la ciudad un recurso turístico importante y pone en valor estos oasis que tiene La Mancha", ha añadido.



En el campamento los 64 niños y niñas están siendo atendidos por 20 responsables entre profesionales sanitarios, monitores titulados, personal en formación y el director del campamento.



CAMPAMENTO 2



CAMPAMENTO 3



CAMPAMENTO 4