El Gobierno regional consolida las medidas de precios públicos universitarios implantadas en la legislatura garantizando la igualdad de oportunidades

|


JUNTA 4


El Gobierno del presidente Emiliano García-Page consolida las medidas puestas en marcha en materia de precios públicos universitarios con la publicación de una nueva Orden que tiene entre sus prioridades que ningún estudiante se quede fuera del sistema universitario por razones económicas.


El Diario Oficial de Castilla-La Mancha ha publicado en el día de hoy la Orden de precios públicos que regirán en Castilla-La Mancha para los estudios conducentes a la obtención de títulos oficiales y servicios de naturaleza académica, prestados por las universidades públicas de su competencia para el curso 2018-2019.

Entre las prioridades de esta Orden, previamente negociada con la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), está la de seguir con la política de precios públicos iniciada en el curso 2016-2017, manteniendo así por quinto año consecutivo los precios del crédito para los estudios de grado y el precio de todos los máster igual al de 2016-2017, cuando se disminuyeron para igualarlos a los de grado.

También se mantiene la medida encaminada a promover la movilidad de estudiantes dentro de la región, consistente en una reducción máxima de 100 euros sobre los importes por servicios académicos a todos los estudiantes de grado de la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha que cursen estudios en la Universidad de Castilla-La Mancha en una provincia distinta a la de su domicilio familiar.

Asimismo, se mantienen los diez los plazos en los que se puede abonar la matrícula, con el fin de aliviar el esfuerzo del alumnado y de sus familias.

Con esta nueva Orden, tampoco tendrán que abonarse los precios públicos relacionados con el reconocimiento de créditos que venían satisfaciendo los estudiantes de la Universidad, de otras universidades, de ciclos formativos de grado superior y de personas con experiencia profesional acreditada. Con estas medidas se pretende facilitar la captación de estudiantes para su acceso a la universidad desde ciclos formativos de grado superior, así como la movilidad de los estudiantes dentro del sistema universitario regional.

Para el director general de Universidades, Ricardo Cuevas, todas “estas medidas de política universitaria van dirigidas a compensar el esfuerzo de las familias en el pago de los precios públicos. Esta congelación de los precios públicos, que implica una reducción de los mismos a efectos prácticos, supone unos menores ingresos para la Universidad regional, algo que está recogido en el marco de financiación que se está negociando con la Universidad”.

En este sentido, el responsable de Universidades del Gobierno regional ha subrayado que, “así, de la mano de la Universidad de Castilla-La Mancha, la Consejería de Educación ha decidido no aumentar ni las tasas ni los precios públicos, consolidando a la región como una de las comunidades autónomas con precios de matrícula universitaria más competitivos a nivel nacional”.

Hasta el curso académico 2017-2018, Castilla-La Mancha continuaba siendo la única comunidad autónoma con equiparación de precios públicos en primera matrícula en los grados, másteres habilitantes y másteres no habilitantes. Sólo la Comunidad Valenciana había equiparado el precio público de los grados y másteres habilitantes pero, sin embargo, no lo había hecho con los másteres no habilitantes.

Otro dato relevante a este respecto es que, en términos de ordenación, Castilla-La Mancha es la séptima comunidad autónoma con precios públicos de grado más competitivos, la segunda con precios públicos de máster habilitante más reducidos y también la segunda con precios públicos más reducidos para los másteres no habilitantes.