Ayuntamiento y UNED ponen en marcha el primer estudio de localización y catalogación de las cuevas de Valdepeñas

|


090718 VA CUEVAS


El Ayuntamiento de Valdepeñas y la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) se han unido para llevar a cabo el primer estudio de localización y catalogación de las cuevas existentes en la localidad. El fin no es otro que preservarlas, catalogarlas, identificarlas y mantener la historia de Valdepeñas siempre viva puesto que las cuevas constituyen un elemento identificador de la Ciudad del Vino.


Y es que, según ha recordado Manuel López, teniente de alcalde de Cultura, Educación, Turismo y Festejos, la actividad vitivinícola y su producto estrella, el vino, han hecho que a lo largo de la historia se crearan estas cuevas tanto en las bodegas como en las casas particulares que servían como almacenaje y refresqueras y también como refugio durante la Guerra de la Independencia y la Guerra Civil, aunque el estudio se centrará en el vino como elemento diferenciador de Valdepeñas respecto a otras ciudades. "Ese elemento diferenciador han sido las cuevas y hasta hoy no ha existido ningún estudio de su ubicación", según López, quien ha añadido que la propuesta partió de la UNED, propuesta "que recoge el Ayuntamiento como   patrimonio de la ciudad y tenemos que intentar preservar las cuevas que son parte de la historia de Valdepeñas".


Así, en primer lugar hay que localizar y catalogar las cuevas y las tinajas, que son el envase de barro o arcilla más grande del mundo. Según ha explicado el director de la UNED, Pedro Jesús Sánchez, "hemos partido del inventario de bodegas, muchas de las cuales han desaparecido, de la D.O. Valdepeñas, y lo primero que se ha hecho ha sido ubicarlas en un plano donde se pueden ver algunos resultados como que las bodegas se situaban en las entradas y salidas de los caminos de Valdepeñas".


Además, para llevar a cabo el estudio se pide la colaboración ciudadana. En este sentido, se enviarán unas cartas a las casas particulares en las que se tenga constancia de la existencia de estas cuevas para poder realizar el estudio, tal y como apuntaba Sánchez, quien ha explicado que se hará un estudio antropológico "porque tenemos que usar la memoria viva de lo que no hay porque seguro que hay personas que nos van a contar historias de esas cuevas y nos darán una perspectiva de lo que fue Valdepeñas". Así, hay que destacar que este estudio se está haciendo en otros lugares pero "posiblemente sea Valdepeñas la localidad de su entorno que tenga cuevas dedicadas a la elaboración más antiguas".


Domingo Fernández Maroto, profesor tutor de la UNED, se hará cargo de la dirección técnica del proyecto, donde también trabajarán Tonka Ivanova, estudiante de Historia, y Ana María Medina, estudiante de Antropología.


En septiembre se tendrán los primeros resultados del estudio y será entonces cuando comience el trabajo de campo.