​Encarna Aguayo Jiménez, Catedrática y Doctora en Ingeniería Agrónoma de la Universidad Politécnica de Cartagena, presentó en el ciclo de conferencias técnicas de Fercam una investigación sobre los beneficios del agua tratada con ozono en los se

|


050718 SOL JUEGO


Otro año más, la biblioteca Mario Vargas Llosa se suma a un proyecto de verano para fomentar la lectura de forma amena a través de una guía infantil de lectura. Los protagonistas disfrutarán de una selección exquisita de libros y muchas novedades.


Este proyecto de lectura, que comenzó el pasado 2 de julio, presenta este año su decimocuarta edición. Se trata, como cada año, de una selección bibliográfica y multimedia realizada por un grupo de ocho bibliotecas municipales de la provincia de Ciudad Real. Todas tienen un objetivo común: promocionar la lectura durante el verano de forma divertida y lúdica en los más jóvenes.


La encargada de la biblioteca, Ramona Serrano, declaraba que “la guía de lectura está compuesta por casi doscientos registros entre películas y libros, y abarca un amplio abanico de edades: desde los pequeños lectores hasta los jóvenes. Además está muy bien preparada y estudiada, y cuenta con novedades muy recientes”. A su vez, nos comentaba que la realización de esta guía ha contado con la ayuda económica del Premio María Moliner para la compra del material necesario y con la colaboración de Mónica Carretero, ilustradora y escritora.


Asimismo, Serrano comentó que a pesar de llevar solo tres días en marcha, este proyecto ha tenido “una influencia masiva y una aceptación grandiosa tanto por parte de los niños como por parte de las madres”. Los niños tendrán que completar dicha guía con la lectura de doce títulos diferentes y en septiembre todos ellos serán invitados a una fiesta donde recibirán un detalle aquellos que hayan superado el reto.


A la pregunta de qué tipo de libros se van a ofrecer a los niños, la bibliotecaria aportó que eran sobre todo novedades de los últimos dos años y especialmente con una supervisada calidad literaria, donde dice haber “mucho y muy bueno” para el rango de edad que les concierna. “No todo vale, se trata de una selección exquisita hecha con mucho cuidado” nos decía la encargada de la biblioteca.


En otro orden de cosas, Ramona Serrano nos comentó la situación actual y cambios con respecto a otras temporadas de la biblioteca de La Solana. Una vez que acaban los exámenes universitarios y los colegios e institutos cierran por vacaciones, la afluencia a la sala de estudio es mucho menor. No obstante, apunta que el cambio más rotundo se produce en la parte infantil y juvenil, sección a la cual intentan darle vida durante el verano con proyectos como el mencionado anteriormente.


Para finalizar, la encargada de la biblioteca señaló que en vacaciones está prohibido aburrirse e invitó a todos a viajar, a disfrutar y a adentrarse en la aventura de leer libros, puesto que esto es, según nos dice “un abrir y un despertar de emociones increíble”.