La Diputación invierte 50.000 euros en tres parroquias de la provincia que ha propuesto el Obispado

|


020718 CR DIPU 2


La Comisión de Seguimiento del convenio que suscribe la Diputación con el Obispado de Ciudad Real se ha reunido en el Palacio provincial con el objetivo de analizar, atendiendo a la propuesta que hace la Iglesia, qué obras o en qué fase se encuentran las actuaciones que se llevan a cabo con cargo a la aportación que hace la institución que preside José Manuel Caballero, que asciende en esta ocasión a 50.000 euros.

Este órgano, cuya creación está recogida en un convenio, se ocupa de estudiar las prioridades en la reparación y mejora de los edificios destinados a las prestaciones de servicios religiosos o pastorales. Y también organiza y evalúa la marcha y el cumpliento de las acciones que se programan.

Acompañado de los vicepresidentes Manuel Martínez López-Alcorocho y Jacinta Monroy, Caballero se ha reunido con el responsable diocesano de obras, Tomás Melgar, quien ha comunicado que se verán beneficiadas de los fondos que aporta la Diputación las parroquias de Los Cortijos de Abajo, Caracuel de Calatrava y de Bazán, aldea perteneciente al municipio de Viso del Marqués.

En concreto, en la parroquia de Nuestra Señora de la Merced de los Cortijos de Abajo se invertirán 25.000 euros porque se tienen que reponer las vigas de la nave principal. Ya en 2017 se realizó una intervención que supuso un coste de 4.000 euros.

Por otro lado, la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción de Caracuel de Calatrava precisa el arreglo del tejado de la iglesia, para lo que se contará con una ayuda de 13.000 euros.

Y en el anejo viseño de Bazán, en la parroquia dedicada a la advocación de San Humberto, se invertirán 12.000 euros para corregir grietas y humedades en la techumbre, así como en los paramentos de yeso.

La Diputación de Ciudad Real mantiene una línea de colaboración con el Obispado de la Diócesis con el objetivo de contribuir a la rehabilitación de los edificios religiosos y pastorales, que se encuentran en zonas rurales o urbanas, que evidencian una especial situación de necesidad por falta de recursos. Y la institución provincial interviene con el objetivo de recuperar el patrimonio arquitectónico y artístico de nuestros pueblos, contribuyendo a su conservación, para que pueda ser disfrutado por vecinos y visitantes.