​Isidro Sánchez: “Los perros guía son una de las mejores cosas que ha implantado la ONCE porque nos da mucha independencia”

|


230618 VA ISIDRO SANCHEZ 1

 

Zera llegó a la vida de Isidro Sánchez como un rayo de luz. Y es que esta perra guía, mezcla de Labrador y Golden, le fue concedida a este joven, natural de Santa Cruz de los Cáñamos pero actualmente afincado en Valdepeñas, por parte de la ONCE hace nueve meses. Un regalo que le ha ayudado a tener más independencia en sus desplazamientos por la localidad y que se ha convertido en su vista y en su alma gemela. Hay que recordar que Isidro perdió la vista por un accidente doméstico cuando sólo tenía seis años. En esta entrevista nos cuenta su experiencia con Zera, su perra guía.


¿Cómo fueron los inicios con Zera?


Los dos primeros meses me pillaron trabajando y la verdad que fatal porque guiarte con un perro guía al principio tienes que poner toda tu confianza en un animal y no es lo mismo que con el bastón. Con el bastón todos los obstáculos son señales táctiles y sin embargo con el perro guía es todo auditivo y mediante comandos. El perro guía tiene 60 comandos y mediante esos 60 comandos yo tengo que saber en todo momento dónde estoy e ir dándole órdenes.


¿Te fue difícil acostumbrarte a Zera?


Sí. El período de adaptación no lo hemos cumplido porque suele oscilar entre 6 meses y 1 año. Los primeros seis meses ya se nota bastante, yo lo he notado bastante, y lo más duro son los dos primeros meses. Tienes que ser muy constante y estimular mucho al animal.


¿De qué manera te ayuda Zera en el día a día?


La verdad es que me ayuda mucho en los desplazamientos. No tiene nada que ver con el bastón. Yo siempre digo que con el bastón es como si fuera en un Seiscientos y con Zera es como si fuera en un Mercedes. Sobre todo lo noto en una mayor velocidad en los desplazamientos, más seguridad…


¿Qué características especiales tienen estos perros guía que los diferencian de otros?


Un perro guía puede pasar a todos los establecimientos públicos, utilizar transporte público, a supermercados, tiendas de alimentación, a restaurantes, hospitales… Al único sitio donde no pueden pasar es a un quirófano o a las cocinas de los restaurantes. Pero a los demás sitios tienen derecho a pasar. Además, llevan un seguro de responsabilidad civil que garantiza que si rompen cualquier cosa donde sea tenemos cubierto hasta 1.200.000 euros.


¿Cómo son los perros guía?


El perro guía tiene un coste de unos 30.000 euros y gracias a la colaboración de la ONCE nos lo dan gratuitamente. Estos perros tienen muchas horas de adiestramiento y este perro procede de la Escuela de Perros Guía de la ONCE que está ubicada en Boadilla del Monte. Los escogen de raza labrador, Golden y pastor alemán. Y tienen unas características muy especiales. Yo he estado tres años en lista de espera. Los asignan según cada persona. Y antes de eso pasan un año con una familia de acogida que se compromete a sacarlo a todos sitios para que se vaya sociabilizando. Luego regresa a la escuela donde les dan unas normas básicas y luego ya pasaría al período de adaptación de seis meses donde les enseñarían los comandos. Después los entregan a las personas ciegas. O bien vas a Madrid por él y pasas allí veinte días para que el perro se acostumbre a ti o te lo entregan domiciliado como fue por ejemplo mi caso.


¿Has tenido algún problema en este sentido?


Sí, cuando yo llevo cogido al perro del arnés y de la correa no se debe ni tocar, ni distraer. Porque si lo distraes, puede ser que no te marque bien un obstáculo o un bordillo y te llegues a tropezar. A mí por ejemplo hace poco un hombre llamó al perro y el perro se fue directamente al hombre. Yo pensaba que me estaba marcando un paso de cebra e iba a cruzar. Por eso hay que tener en cuenta que no se deben de tocar. Además, yo le llevo puesto un cartel que pone: ‘Estoy trabajando. No tocar, no distraer’. Y en el tema de los establecimientos públicos he tenido problemas en dos sitios. En el momento en el que he entrado me han llamado la atención diciéndome que no podían entrar mascotas y entonces les tengo que explicar que no es una mascota, es un perro guía que es como si fuera mi vista. Pero hay mucha gente que no lo entiende. Y sin embargo por ley los perros guía pueden entrar a todos sitios.


¿Crees que la sociedad no está acostumbrada a tratar a los perros guía?


En Valdepeñas al ser el primer perro guía hay mucha gente que le extraña verlo en supermercados o en tiendas. Por ejemplo fui al hospital hace poco y la gente comentaba que qué hacía un perro dentro del hospital. Sin embargo, estos perros tienen una limpieza muy especial. Lo cepillo todos los días, llevan su colonia para que no desprendan olores, sus necesidades las hacen siempre en el campo en unos horarios determinados; a mí en casa no me ha hecho nunca nada.


¿Qué pedirías a la gente en este sentido?


Fundamentalmente, les pediría que cuando el perro guía vaya trabajando no lo distraigan ni lo toquen. Y siempre que vaya con el perro guía me pidan permiso para tocarlo. Porque si el perro va trabajando y lo tocan, lo distraen y me puede tirar. Y, por otro lado, si ven al perro guía en un establecimiento público, no me echen para atrás.


¿Cómo valoras el trabajo que viene desarrollando la ONCE con los perros guía?


Es una de las mejores cosas que han podido implantar porque nos da muchísima independencia. A mí por ejemplo me permite andar mucho todos los días, nos recorremos Valdepeñas de arriba abajo.


¿En casa te ayuda también el perro?


No, en casa lo tengo suelto, le pongo un collar con un cascabel para tenerlo localizado en todo momento. En casa me manejo bien yo solo. Es fundamental para desplazarme por la calle o para ir a comprar.



230618 VA ISIDRO SANCHEZ 2