El pleno aprueba la Cuenta General-2017, que cerró con un superávit de 2,8 millones

|

Ayto.


La Corporación Municipal de La Solana aprobó la Cuenta General del año 2017 en el pleno ordinario celebrado la tarde-noche de este jueves. Aunque se trataba de un asunto más técnico que ejecutivo, el documento salió adelante gracias al voto de calidad del alcalde, ya que los grupos de la oposición (PP e IU) se posicionaron en contra pero a IU le faltaba uno de sus tres ediles.


La Cuenta General se cerró con un superávit de casi 2,8 millones de euros y un saldo sobrante de 145.000 euros, que permitió cumplir la regla de gasto estatal. La liquidación final revela una ejecución del 89 por ciento en gastos y del 91,2 por ciento en ingresos. El remanente en tesorería ascendió a 1,66 millones de euros, con un ahorro neto cercano a 1,9 millones.


En la defensa de este resultado, el alcalde el alto grado de ejecución de la Cuenta General y el equilibrio de los porcentajes, aunque, sobre todo, destacó haber situado el endeudamiento por debajo del 75 por ciento, lo que daría margen de créditos para posibles inversiones sostenibles.


Izquierda Unida votó en contra. Su portavoz, Bernardo Peinado, argumentó que no se ha cumplido el compromiso de terminar el Parque Empresarial con los 500.000 euros que propusieron y que facilitó aprobar el presupuesto de 2017. “He ido hace una hora por allí y las tobas avanzan”, ironizó. Por el PP, Antonio Valiente recordó que ellos ya votaron en contra de aquel presupuesto y contra la llamada ‘carta negra’ del IBI, culpando al PSOE de no haber solucionado el problema financiero municipal en los últimos diez años. Luis Díaz-Cacho, en representación del equipo de gobierno, insistió en que la Cuenta General refleja la buena ejecución de un presupuesto escaso y sometido a muchas ataduras que, hasta ahora, obligaban a ahorrar sólo para pagar deuda.


Modificaciones de crédito


Los puntos 5 y 6 tenían pegamento, ya que abordaban expedientes de modificación de créditos en las modalidades de suplemento y crédito extraordinario. Se debatieron ambos a la vez, en concreto destaca la petición de 120.000 euros para un plan de asfaltado de calles. Bernardo Peinado aclaró su rechazo a generar más deuda y expresó sus dudas “a lo mejor lo aprobamos y no se hace luego, como ha sucedido con el parque empresarial”. En todo caso, reivindicó cumplir los acuerdos de pleno, como en este caso. La portavoz popular, Ana Belén Reinoso, anunció el voto favorable de su grupo. “Ya solicitamos hace tiempo un plan de asfaltado, que consideramos necesario”.


El punto séptimo aprobó por unanimidad aplicar el artículo 213 de la ley Reguladora de las Haciendas Locales sobre fiscalización limitada previa. Para aclararnos, una herramienta que permitirá conocer más y mejor en qué se gasta el dinero. “Hubiéramos preferido una auditoría, pero esta fiscalización es una especie de auditoría, aunque no bajaremos la guardia”, declaró la concejala de IU María Pérez. Antonio Valiente dijo que este precepto “permitirá tener unas cuentas más transparentes”. El alcalde no ve inconveniente en este sistema, que defendió. “Está bien que la oposición fiscalice las cuentas, nunca he tenido problema en ello”.


Presupuesto 2018


En el punto octavo, también se aprobaron por unanimidad las bases de ejecución del presupuesto vigente, con una medida para acortar los plazos de aprobación de las facturas, a fin de mantener el pago a proveedores en un máximo de 30 días. Los tres grupos coincidieron en bendecir que se puedan ver todas las facturas sin pedirlas por escrito. El alcalde propuso facilitar esas facturas a la oposición vía PDF.


Mociones


En el capítulo de mociones, Izquierda Unida volvió al asunto de los accesos al parque empresarial desde la N-430. Bernardo Peinado pidió agilizar el proyecto y si es preciso que el Ayuntamiento ayude a cofinanciar la obra, dada su importancia. Por el PP, Antonio Valiente cree que es una necesidad, aunque también tiró de ironía, “no se llega bien porque no hay autovía, esa que nos prometieron”, en referencia a la autovía de La Solana planteada en tiempos de José María Barreda. Luis Díaz-Cacho recogió el guante para decir que “no nos hicieron caso cuando fuimos en el año 96 y el 97 al ministerio” (gobernaba Aznar). De todas formas, la propuesta fue aprobada por unanimidad.


La segunda y última moción la presentó el Partido Popular. Pide habilitar una zona o sala de trabajo para grupos en la Biblioteca Municipal, según demanda de escolares y AMPAS, dijo Ana Belén Reinoso. La portavoz popular reconoció que “tenemos una excelente biblioteca pero faltan lugares donde se pueda hablar en grupo sin molestar a los demás”. Propuso acotar algunas zonas mediante cristaleras insonorizadas. La concejala de IU, María Pérez, no ve posible ningún espacio para acotar y cree que se pueden utilizar otros, por ejemplo el auditorio de arriba. Luis Díaz-Cacho está en esa línea, aunque propuso quedar con los técnicos para estudiar alguna solución.


Además de estos puntos, el pleno aprobó las fiestas locales para el año 2019, que serán el lunes de la Virgen, en enero, y el 25 de julio, festividad de Santiago Apóstol.


Ruegos y preguntas


En ruegos y preguntas, María Pérez preguntó por qué no se ha trasladado a pleno un acta de la mesa de negociación fechada el 9 de marzo, y rogó eliminar de los acuerdos de esa mesa de negociación la palabra Corporación, porque genera dudas cuando quien negocia es el equipo de gobierno. El alcalde se comprometió a eliminar esa palabra. Bernardo Peinado pidió mejorar la salida y entrada de residuos de los contenedores de basura interiores de la galería comercial del Mercado Municipal, así como plantear cursos de formación para tareas agrícolas. El regidor dijo que se estudiarán ambas cosas. También preguntó la fecha de finalización del parque empresarial, trasladando el interés de varios autónomos. El alcalde confía en que esté terminado “a vuelta de las vacaciones para comenzar el proceso de arrendamiento de parcelas”.


El concejal del PP, Jesús Labajo, preguntó qué se ha hecho con el crédito de 500.000 euros aprobado el 30 de mayo, respondiendo el alcalde que se tiene para posibles estrangulamientos de tesorería. Ana Belén Reinoso propuso mejorar las instalaciones del albergue Vallehermoso con más sombra en la piscina y mejor señalización de los accesos, así como la piscina municipal dotarla también de más sombra y mejorar de los vestuarios, entre otras cosas. Luis Díaz-Cacho respondió que todo se mirará con los técnicos.