Las obras de urbanización del entorno del futuro velódromo de Valdepeñas comenzarán en julio

|


ALCOROCHO VELODROMO


El Velódromo de Valdepeñas está cada vez más cerca de ser una realidad. Mientras que las obras de la construcción de este nuevo espacio deportivo, que se ubicará en el barrio de Lucero, están actualmente en periodo de licitación y darán comienzo en el mes de agosto, el teniente de alcalde de Obras y Urbanismo, Manuel Martínez López Alcorocho, ha anunciado esta mañana que los trabajos de urbanización del entorno de la futura instalación deportiva se iniciarán el mes de julio, con la contratación de 62 trabajadores.


Concretamente el proyecto de la primera fase de esta urbanización se llevará a cabo durante tres meses junto a la Residencia de las Hermanitas de los Desamparados con una inversión de 345.000 euros, que han sido financiados con 220.000 euros por una subvención concedida a través del Plan de Zonas Rurales Deprimidas del SEPE, por su parte el Consistorio valdepeñero aportará los 125.000 euros restantes.


Alcorocho subrayó que “es una actuación bastante importante porque vamos a actuar sobre 6.500 metros cuadrados de terreno, propiedad del ayuntamiento, y lo que se pretende es urbanizar los accesos al velódromo más la parte que rodea al velódromo para facilitar su acceso”. En este sentido explicaba que “el proyecto contempla una gran rotonda elíptica, ubicada entre las calles San Juan, Lucero y Colombia, y lo que se hace además de esta rotonda es un tramo de calle para entrar al velódromo desde Prolongación de calle San Juan y dos calles de nueva creación que bordearán al velódromo”.


Del mismo modo apuntaba que se han proyectado viales de grandes dimensiones, de 16 metros de ancho, en los que habrá amplios acerados y aparcamientos, mobiliario urbano, además de parterres con riego por goteo, línea de electricidad, teléfono, red separativa de aguas pluviales y residuales, así como una construcción basada en la eliminación de barreras arquitectónicas.


En cuanto a los 62 trabajadores, el responsable municipal de Obras y Urbanismo indicó que el Servicio Público de Empleo de Castilla-La Mancha (SEPECAM) ya está trabajando en la selección del personal cuyos perfiles se adecúen al proyecto, que tendrán un contrato de tres meses y percibirán un salario bruto de 1.183,15 euros mensuales.


Por último el responsable del área de Obras y Urbanismo señaló que la primera fase de la construcción del nuevo velódromo se desarrollará desde el mes de agosto a diciembre con una inversión de 329.000 euros, de los cuales la Diputación de Ciudad Real aportará 279.000 euros. La segunda fase se iniciará a primeros de 2019.