Castilla-La Mancha consensua, con los interlocutores de los trabajadores, la defensa del agua como recurso para mantener el medio ambiente y generar riqueza

|


250618JCCM DefensaAgua


El Gobierno regional ha abordado esta mañana con los representantes de los trabajadores la que es considerada por el Ejecutivo de Castilla-La Mancha “la cuestión más importante” de resolver como es el asunto del agua.

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, se ha reunido hoy con el secretario general de UGT en la región, Carlos Pedrosa, a quien le ha trasladado la posición del Gobierno en materia de agua que pasa por defender este bien “como el recurso para mantener y mejorar nuestro medio ambiente y generar riqueza en todo el territorio”.

Así lo ha manifestado el propio Martínez Arroyo en declaraciones a los medios de comunicación hoy en Toledo, quien ha resaltado que durante los dos últimos meses el Gobierno de la región mantiene reuniones con los interlocutores sociales, ambientales, económico, sindicales, las propias OPAS o cooperativas agroalimentarias para recoger todas sus aportaciones y así tener una posición consensuada en la región que defienda el agua y a los ciudadanos en esta materia tan relevante para el desarrollo y para el medio ambiente.

En las próximas dos semanas, ha explicado el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, este documento estará listo para “empezar a negociar con todas las fuerzas políticas”.

En este sentido, ha incidido, que el “objetivo en el que se trabaja” no es otro que “en Castilla-La Mancha haya sola voz en defensa de los intereses del agua en la región”, por lo que, ha continuado, “no se podría entender que alguna fuerza política o interlocutor social se quede fuera”.

Para que esto sea posible, ha dicho, hay que “poner toda la carne en el asador para que todos los que quieran defender este interés se puedan sentar en la mesa”.

Además, ha resaltado, es “un buen momento” y hay que “aprovechar las sinergias” con el actual Gobierno central para “alcanzar reivindicaciones y objetivos que hemos venido haciendo desde el Gobierno de Castilla-La Mancha desde el inicio de la legislatura”.

De esta forma, ha agradecido la buena disposición de la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, “para contar con las comunidades autónomas” en esta cuestión “tan importante” teniendo en cuenta “la sensibilidad de todos los intereses”, incluidos los de Castilla-La Mancha, algo “que no sucedía anteriormente y marca una diferencia entre un gobierno y otro que a nosotros como comunidad autónoma nos va a beneficiar seguro”.

Uno de los asuntos que se han puesto sobre la mesa en la jornada de hoy durante la reunión con Carlos Pedrosa, secretario general de UGT en la región, ha sido el de la situación de las siete cuencas hidrográficas existentes en la región.

Al respecto, Pedrosa ha incidido en las del Segura y el Tajo, afectadas por el trasvase, siendo, esta última la que presenta, una situación “indignante e insostenible” ha dicho.

Ni un céntimo para el ATC

Además, el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural ha manifestado, tras las preguntas de los periodistas acerca de los presupuestos nacionales para 2018 que existen para la región, que “son muy decepcionantes” dado que la única inversión del Gobierno anterior para Castilla-La Mancha “es la construcción de un basurero nuclear” en la localidad conquense de Villar de Cañas.

Ante esto, ha explicado que se trata de un proyecto que “ni tiene declaración de impacto ambiental positiva” o que cuenta con un Plan de Ordenación Municipal (POM), “anulado por los tribunales”, unas inversión propuesta por el anterior Ejecutivo cuando no se están garantizando en Castilla-La Mancha otras inversiones “necesarias” como infraestructuras de regadío o la construcción de infraestructuras hidráulicas comprometidas por anterior el Gobierno central.

Ante esta situación, Martínez Arroyo espera que los presupuestos, “aunque se aprueben, puedan adaptarse posteriormente a la realidad de Castilla-La Mancha” y que “en ningún caso se invierta un solo céntimo en la región en un proyecto, el cementerio nuclear, que a fecha de hoy es ilegal”, ha finalizado.