El alcalde de Valdepeñas y los Trinitarios firman el convenio para recuperar las pinturas barrocas del Convento

|


CONVENIO PINTURAS BARROCAS


El Ayuntamiento de Valdepeñas y la Orden de los Trinitarios han suscrito esta mañana el convenio de colaboración para la restauración de las pinturas murales de las capillas del Convento de Valdepeñas, unos trabajos que realizará una empresa castellanoleonesa especializada y que darán comienzo a finales del mes de septiembre para concluir antes de Semana Santa, cuando está previsto que vuelvan a abrirse al público.


“Estoy feliz porque sabéis mi afecto por todo lo que es el patrimonio de la ciudad y vamos a restaurar y poner en valor las únicas pinturas barrocas de Catilla-La Mancha, que son de una escuela italiana”, apuntaba durante la firma del acuerdo el alcalde de Valdepeñas, Jesús Martín, que ya había anunciado previamente este proyecto durante la presentación de los presupuestos municipales para este año, donde figuraba como uno de los proyectos previstos para 2018.


El regidor municipal señalaba que “cuando salga El Vendimiador [como se conoce popularmente a Nuestro Padre Jesús Nazareno Rescatado, que procesiona el penúltimo domingo de septiembre], comenzaremos estas obras, cuya inversión será de 200.000 euros, de los cuales el Ayuntamiento de Valdepeñas aportará 100.000 euros en dos anualidades y la cofradía y la orden de los Trinitarios harán lo mismo, por lo que agradezco su esfuerzo”.


En este sentido el alcalde ha destacado la línea de colaboración que mantiene con la Orden de los Trinitarios, por lo que apuntaba la posibilidad de un futuro acuerdo urbanístico para permutar una parcela ubicada en la calle Pintor Mendoza, a la espalda del Museo Municipal, para dar otro acceso a este espacio museístico. Del mismo modo anunció que se nombrará Patrón de la Vendimia a Nuestro Padre Jesús Nazareno Rescatado.


El convenio suscrito entre el Consistorio y la Orden de los Trinitarios permitirá recuperar una parte valiosa del patrimonio de la ciudad, que se llevará a cabo en la capilla del Convento, situada en un lateral de la iglesia de los Padres Trinitarios, que permanecerá cerrada al público durante los seis meses aproximados de trabajos de restauración. El Ministro Provincial Sur de la Orden de los Trinitarios, Pedro José Huertas, afirmaba que “este es un momento importante, es un momento histórico sobre todo para la ciudad de Valdepeñas en cuanto a recuperar todo lo que estas pinturas murales pueden lucir, no solo para la propia iglesia que recibe muchas personas y que tienen esa devoción particular, va mucho más de la devoción meramente religiosa, porque va enmarcada en una dignidad de los espacios y de todo lo que ayude a lucir esta ciudad”.


Uffizzi, encargada de la restauración


Los trabajos de restauración de la capilla los llevará a cabo la empresa castellanoleonesa Uffizzi Conservación y Restauración de Bienes Culturales, que cuenta con una gran experiencia en las especialidades de escultura, pintura, documento gráfico, tejidos, arqueología y arte contemporáneo, así como conjuntos de restauración integrales como es el caso de la pintura mural y bóvedas.


El teniente de alcalde de Cultura, Turismo, Educación y Festejos, Manuel López Rodríguez, explicaba que algunos de los trabajos que han realizado han sido la restauración de los retablos mayores como es el caso de la Catedral de Sigüenza, iglesia Basílica Catedral de Ciudad Real o de la iglesia de san Miguel Arcángel de Ibdes (Zaragoza) para el Ministerio de Cultura (IPCE) junto a los Estudios Previos de los conjuntos de piedra de Santa Librada y Don Facrique de la Catedral de Sigüenza y El retablo mayor y Cenotafios de alabastro de El Parral en Segovia.


También han llevado a cabo labores de restauración en los retablos mayores de las Descalzas Reales de Valladolid, Santa María de Medina de Rioseco, Santa Isabel de Valladolid y de la Colegiata de Aguilar de Campóo (Palencia), así como algunos conjuntos como la capilla del Cristo de la Catedral de León en la que también se ha intervenido en su rejería.