Manzanares tendrá en 2019 “una de las mayores instalaciones fotovoltaicas del mundo”, con una inversión de 230 millones de euros

|


180618 MANZ CONSEJERA


Con la instalación de los nueve proyectos de energía fotovoltaica, Manzanares se posicionará inicialmente como una referencia nacional, tal y como ha señalado el alcalde de la localidad, Julián Nieva, quién ha subrayado que la energía renovable es una responsabilidad de todos, y que es muy importante para la economía. Del mismo modo, ha destacado el potencial de la región para la puesta en marcha de estos proyectos, algo en lo que ha redundado Joaquín Corchado, en nombre de los cinco promotores, matizando que ésta “será una de las mayores instalaciones fotovoltaicas, me atrevería a decir, del mundo”.

Para el regidor municipal, estos nueve proyectos que generarán 340 MW “no tienen por qué ser los únicos, ni los últimos”, aunque sí serán los primeros y estarán listos previsiblemente en 2019. La consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, ha recalcado que es una buena noticia para la localidad que haya nueve expediente de este tipo, de los dieciocho que tendrá la provincia, y los noventa y siete que se pondrán en marcha en la región. Seis de ellos, ya están en pleno proceso de tramitación, y son los responsables de generar hasta 215 MW en la localidad.

La consejera también ha apuntado que suponen una inversión de 230 millones de euros en el municipio, crearán hasta 500 puestos de trabajo en su fase de construcción, y llevarán la energía a 600.000 habitantes a través de estas conexiones. Desde el Gobierno Regional, dar luz verde a estos proyectos supone aprovechar el potencial de la región para el desarrollo de las energías renovables, aprovechando el territorio privilegiado y la radiación solar de la zona: “Castilla-La Mancha es una región que brilla con luz propia, y brilla también porque gracias a este tipo de proyectos vamos a ser limpios, sostenibles y vamos a favorecer el desarrollo medioambiental”, ha apostillado.

Patricia Franco también ha puesto en valor el trabajo que se ha hecho desde el consistorio manzanareño desde hace más de dos años para aprovechar la posición privilegiada de la ciudad a favor de la puesta en marcha de estas plantas de energía, que potencian el municipio. Según la consejera, en un plazo de nueve meses podrían verse finalizado los trámites, un plazo que compite muy bien con respecto a otras comunidades autónomas que rondan el año y medio, o los dos años.

En la reunión también han estado presentes el director general de Industria, Energía y Minería, José Luis Cabeza, la delegada del Gobierno Regional en Ciudad Real, Carmen Olmedo, y los concejales Pablo Camacho y Beatriz Labián, entre otros.