Adiós PP

|


040618 VA PODEMOS


España ha sonreído este fin de semana porque hemos logrado recuperar la dignidad y echar del Gobierno a la corrupción y la ineficiencia.

La moción de censura ha conseguido desalojar al partido que más daño ha hecho a España y a nuestras familias. Por eso hoy están alegres las miles de familias a las que el PP sacó a rastras de sus casas, los centenares de afectados por la pobreza energética, las mujeres del 8 de marzo, los pensionistas que han tomado las calles, quienes sufren la precariedad laboral o los recortes en Sanidad y Educación, quienes han sido encerrados o deportados ilegítimamente; las miles de personas que han esperado años y quienes hemos trabajado para echar a los corruptos del Gobierno.

Rajoy ha tardado seis años en caer. En cualquier otro país europeo habría tardado un día. Más vale tarde que nunca. Hace más de un año pedimos que Pedro Sánchez diera el paso. Si Pedro Sánchez no fue presidente del Gobierno antes fue simple y llanamente porque se fue de la mano de Ciudadanos.

Durante todo este tiempo Ciudadanos ha sido el cooperador necesario de la corrupción del Partido Popular. Lo hemos visto bien claro en esta moción de censura, igual que en Madrid, en Murcia y en Andalucía. Sin Ciudadanos los corruptos no hubieran podido atrincherarse en las instituciones y podríamos haber empezado la regeneración institucional del país hace mucho tiempo.

Hace unos meses Ciudadanos estaba desesperado por evitar unas terceras elecciones y por hacer presidente a Rajoy. Ahora está desesperado porque se convoquen elecciones para salvar al PP.En 2016 era muy caro hacer unas nuevas elecciones, pero ahora proclaman que hay que volver a votar. ¿Es que ha bajado el precio de las papeletas y son más baratas?.Lo que diga ahora Ciudadanos es irrelevante. Primero, porque sus votos no deciden nada. Segundo, porque ya sabemos lo que han hecho: apoyar durante dos años a los delincuentes, para que sigan manipulando y saqueando desde el Gobierno.

Es momento de que los Gobiernos monocolores y sus dirigentes corruptos entren a formar parte del pasado. En Valdepeñas también. ¡Sí se Puede!