El Plan de Salud Mental 2018-25 incrementa las plazas residenciales y crea un Hospital de Día Infanto-Juvenil y una residencia comunitaria

|


290518 RG JUNTA 2


La aprobación en el Consejo de Gobierno el pasado 3 de abril del Plan de Salud Mental 2018-2025, con una dotación presupuestaria de 11 millones de euros, supone la consolidación del modelo de atención comunitaria iniciado en Castilla-La Mancha con la reforma de la atención psiquiátrica y del proceso de desinstitucionalización de las personas con trastorno mental.


Así lo ha manifestado la directora general de Ordenación, Planificación e Inspección Sanitaria, María Teresa Marín durante la presentación del Plan de Salud Mental mediante el cual se dota a la región de “una amplia estructura de recursos en red, tanto de carácter sanitario como socio-sanitario”.

Marín ha estado acompañada por la delegada de la Junta de Comunidades, Carmen Teresa Olmedo y el director provincial de Sanidad, Francisco José García y el director general de Asistencia Sanitaria, José Antonio Ballesteros, quien han destacado la aportación de numerosos colectivos y asociaciones de pacientes en la elaboración de la estrategia, así como el incremento de plazas residenciales, más recursos y más programas de prevención. Por su parte, la delegada de la Junta ha apuntado el avance que implica contar con una estrategia de salud mental que “quedó paralizada en la anterior legislatura sin nuevos proyectos desde el año 2010”.

El Plan de Salud Mental, ya recoge en el primer año de vigencia, la creación de 10 nuevas plazas, ya licitadas y adjudicadas, en centros socio-sanitarios para personas con enfermedad mental mayores de 55 años. Estas nuevas plazas se encuentran en Socuéllamos, ha especificado la directora general. Además, en el último semestre del 2018 está prevista la creación de una residencia comunitaria para personas con trastorno mental grave de unas 40 plazas “aunque aún no está decidido el lugar de su ubicación”, ha concretado Marín.

En conclusión, en los últimos años la provincia de Ciudad Real ha pasado de contar con 34 plazas residenciales a 90, gracias a la incorporación de más recursos con el nuevo Plan de Salud Mental.

A lo largo de todo el periodo de vigencia se irán incorporando nuevos recursos a la provincia de Ciudad Real, entre ellos un nuevo Hospital de Día Infanto-Juvenil que se pondrá en marcha en la capital, está previsto también el incremento de plazas en las Unidades de Media Estancia, alguna unidad de media estancia de nueva creación y un prolijo número de actividades dedicadas del abordaje de los derechos en salud mental, acabar con el estigma, etc.

El Plan de Salud Mental, ha subrayado Marín, hace mucho hincapié en la colaboración con entidades y otros departamentos con los que trabajar activamente en prevención y promoción de la salud mental, como es el caso de la Consejería de Bienestar Social y de Educación, entre otras. Se crean para ellos distintos foros y programas de abordaje multidisciplinar en estos ámbitos.

Para el director general de Asistencia Sanitaria, uno de los aspectos fundamentales del plan es que todas las medidas tienen reflejo presupuestario que desde el primer año recoge planes de acción para su desarrollo inmediato, ha valorado Ballesteros.

Una atención centrada en la persona y su desarrollo

El plan pretende consolidar un modelo de atención comunitaria basado en los cuatro pilares en los que se sustenta la política sanitaria de Castilla-La Mancha. Desde esta perspectiva, ha explicado María Teresa Marín, los objetivos son orientar la atención de la salud mental hacia las personas, la humanización de la asistencia, la sostenibilidad y se fundamenta en medidas de promoción de los profesionales que trabajan en salud mental.

La elaboración del Plan de Salud Mental, con horizonte 2025, ha sido “muy participada y muy participativa respecto a su puesta en marcha”, ha subrayado la directora general, por lo que se presenta en cada una de las áreas a profesionales, asociaciones y usuarios.

Asimismo, Marín ha destacado la importancia de incluir en el Plan de Salud Mental la perspectiva de género “no sólo de forma trasversal, si no con programas de prevención y medidas específicas vinculados a los determinantes de género que infieren en la salud mental de las mujeres”.