Emilio Calatayud: "Hay que recuperar la autoridad de los padres y del maestro"

|


240518 SOL CHARLA


Recuperar la autoridad de los padres y la del maestro son claves para evitar muchos problemas de la sociedad actual con los menores. Así lo indicó el magistrado Emilio Calatayud en la conferencia organizada por los AMPAS de los colegios de la localidad en colaboración del ayuntamiento solanero. El ponente apeló también al sentido común y pidió a los políticos un pacto educativo que dure una generación y no una legislatura, recalcando que todos debemos estar implicados en este tema.

Ante un abarrotado teatro Tomás Barrera y con un lenguaje muy claro y fácil de entender, el prestigioso juez de menores Emilio Calatayud disertó sobre cómo debemos educar a los hijos y cuáles son las principales inquietudes que afectan a los padres a día de hoy. Se quejó de la pérdida de autoridad de los progenitores y de la ausencia de una legislación que apoye esa autoridad de los padres, indicando que se ha pasado de padres autoritarios a padres colegas de los hijos. El abogado dijo que en la escuela ocurre lo mismo, argumentando que ahora se aprueba por ley en vez de potenciar el trabajo y el esfuerzo de los alumnos.

También habló de los problemas que están acarreando el alcohol, las drogas o el juego en los jóvenes, exigiendo un pacto por el menor. Mención aparte tuvo para el móvil e internet, lo que definió como una nueva droga adictiva que también es un instrumento muy peligroso para acometer hechos delictivos. En este asunto indicó que los delitos a través de las redes sociales están subiendo mucho entre los menores, al igual que el maltrato de hijos a padres. Calatayud subrayó que los padres no son conscientes de que son los responsables de los delitos que comentan sus hijos, debiendo sufragar sanciones muy duras en ocasiones.

El magistrado recalcó que todos estamos implicados en el tema de los menores y que estamos pagando las consecuencias de todo esto. Por eso, abogó por recuperar la autoridad de los padres y la del maestro, y sobretodo apelar al sentido común. Dijo que los padres están cada vez más indefensos y que a los niños se les habla de derechos pero no de deberes, lo que se traduce en lo que vemos en el Congreso y en el Senado: cada vez llegan más jóvenes, más brutos y más maleducados, sentenció.

En el apartado de los deberes, apeló al artículo 155 del Código Civil que dice que los hijos deben obedecer a sus padres mientras permanezcan bajo su potestad y respetarles siempre y contribuir equitativamente, según sus posibilidades, al levantamiento de las cargas de la familia.

Calatayud señaló que los niños tienen que estar en la escuela y tienen que estudiar, pidiendo un pacto que dure una generación y no una legislatura como ocurre en la actualidad. Tiene claro que a los menores hay que dirigirlos y obligarles a estudiar porque luego lo agradecerán.

La charla fue precedida de las palabras de una componente de un AMPA y del alcalde solanero Luís Díaz-Cacho.